Murió maestra Maribel Tavárez

0
117

Con pesar despiden educadora Maribel Arzeno, hija del Maestro y Músico Rafael Arzeno Tavarez

-Sus hijos: Barbara,  Maricel y Migue: Gracias, Madres, por inspirarnos a convertirnos en alguien como tú; “ Amor de una Madre es para siempre »

«>RAFAEL DIAZ GOMEZ

PUERTO PLATA.-Sepultaron en  pasado fin de semana en esta ciudad de Puerto Plata la educadora, artista del pincel y escritora doña María Verónica Altagracia Arzeno Rodríguez; (Maribel Arzeno), fallecida el pasado 19 de enero 2023 en esta ciudad de Puerto Plata.

La educadora, quien laboró  por varios años en el sector educativo, especialmente en la Escuela de Bellas artes, además de otros centros educativos incluyendo  el  Colegio San José, donde asumió la responsabilidad de la asignatura de matemáticas, íntimamente ligadas a las artes y la cultura.

A quien despedimos  la pasada semana en el cementerio municipal, luego de estar expuesta en una de las funerarias de esta ciudad, hija del reconocido Maestro Rafael Arzeno, y la distinguida dama, doña María Altagracia Rodríguez, ambos fallecidos hace algunas décadas.

Maribel Arzeno, como era conocida en su entorno y en todas las obligaciones profesionales, nació el 11 de julio de 1948 y falleció este 19 de enero 2023, contaba con 75 años al momento de su muerte, fue maestra desde su mismo hogar, hábitat ubicado en la calle Duarte frente al Club Deportivo Gustavo Behall, convivió las enseñanzas de su padre, don Rafael Arzeno Tavares., Pintor, músico y académico, quien  con orgullo  en una oportunidad nos hablaba de su padre,; “Mi padre, inculcó el aprendizaje académico en la Escuela de nombre San Rafael, también enseño música, además ejercía docencia en otros centros escolares.

A su muerte, la educadora procreó  tres hijos; dos hembras y un varón; Bárbara Astwood Arzeno, Maricel Kidd Arzeno, Miguel De Marchena Arzeno.. A su sepelio decenas de personas que resaltaron los valores,  de Maribel Arzeno, allí,  en su último  adiós, el agradecimiento de sus hijos  por acompañarlos hasta la última morada de su madre