Julián Javier y Mariano Díaz tienen algo en común y esa particularidad es la que persigue igualar Alfred Joel Horford Reynoso

0
427
ads
- Advertisement -spot_img

Julián Javier y Mariano Díaz tienen algo en común y esa particularidad es la que persigue igualar Alfred Joel Horford Reynoso, para ser el primer dominicano con un título de NBA.

Este jueves, el centro de los Celtics de Boston comienza a buscar el trofeo Larry O’Brien en una disputa de siete partidos contra los favoritos Warriors de Golden State.

Si al terminar este capítulo de la final 2022, Horford consigue el trofeo entonces se unirá a Javier, como el primer dominicano en ganar un trofeo de Serie Mundial en Grandes Ligas y a Mariano Díaz, como el primero en conquistar el de la LaLiga de España de fútbol. Se trata, pues, de dos superligas y la NBA es otra de igual prestigio mundialista.

Este sería un logro que Horford podría lograr a sus 36 años (cumple mañana), con la diferencia del liderazo que ofrece, un valor mayor a sus 11.9 ppj y 9.6 rebotes en esta postemporada.

Javier fue miembro del conjunto de los Cardenales de San Luis de que derrotó a los Yanquis de Nueva York. Si bien jugó un partido, tuvo más protagonismo en 1967 contra los Medias Rojas de Boston. Mariano Díaz, se coronó con el Real Madrid en LaLiga en 2017 y este año en la Champions League.

Esta noche a las 9:00 p.m. se disputará el primer juego en el hogar de los Warriors.

Será una serie entre el equipo más ofensivo de la liga en la ronda regular, Golden State (114.5 puntos por juego), contra el segundo más defensivo, Boston, que permitió 101 ppj. en el mismo período, superado por los 100.4 del Heat.

La interrogante es si en el tú-a-tú los Celtics podrán contener a los denominados “Splash Brothers”: Stehpen Curry y Klay Thompson y si Jayson Tatum y Jaylen Brown serán de igual manera un dolor de cabeza para la defensa de los Guerreros. El primer dúo promedió 23.7 puntos contra 25.3 de los Celtics. Thompson entró durante el transcurso de la temporada.

Después de su cuarta final de conferencia y 141 partidos de postemporada, Horford dio el salto al deseado escenario de luchar por el título de la NBA, pero ya eso es secundario, el apetito del atleta es ir por más y el hambre ahora pide el trofeo de la superliga de baloncesto.

“Es grandioso estar aquí, estar en la final, en San Francisco, es algo emocionante”, dijo Horford ayer.

Horford, el primer dominicano que alcanza la final de la NBA (también el primero en ganar dos títulos de baloncesto universitario), va por agregar más a su singular carrera, con unos Celtics que fueron sus rivales de postemporada en 2008 y 14 años después va con ellos a la final.