Grave crisis y plantea hacer nueva fundación de la la Policía Nacional en   un plazo de 8 a 10 años

0
259

 

El Informe de la Evaluación Diagnóstica de la Estrategia de Seguridad Ciudadana y la Policía Nacional de la República Dominicana pone sobre el tapete la grave crisis de esa institución. Falta de presupuesto, de equipo humano y tecnológico, un personal escéptico y resentido, son algunos de los hallazgos que encontró la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), que realizó un informe a requerimiento del equipo de trabajo para la Transformación y Profesionalización de la Policía Nacional. El equipo fue designado por el Poder Ejecutivo para poner en práctica su plan de transformación de la Policía.

En su análisis sobre los recursos humanos de la institución, la UNODC señala que hay un personal motivado, pero también lo hay que es escéptico y resentido “por causa de la mala aplicación y/o ausencia de aplicación de las normas institucionales”. El personal además es un recurso insuficiente que no recibe la capacitación permanente y continua.

Los analistas encontraron atrasos en los ascensos, con 9,795 agentes policiales que tienen 12 años y más en el mismo rango. Del salario, destaca el hecho de que no llega a cubrir el costo de la canasta básica nacional, desde raso hasta teniente coronel. Un raso, escalafón más bajo de los rangos policiales, cobra RD$14,210, mientras el sueldo de un teniente coronel es de RD$32,343.78

Otro aspecto que señala el informe es la “mala distribución del recurso humano, debido a la injerencia de factores externos (injerencia política autorizada y no autorizada)”. De 12,721 agentes que toma en referencia el estudio, 5,935 están en protección de dignatarios; 3,037 en la Dirección General de Tránsito y Transporte Terrestre; 1,493 en la Policía Escolar; 1,057 en Protección Judicial; 746 en la Policía Turística; 211 en Atención a la Mujer y Violencia Intrafamiliar; 208 en Policía especializada en Niños, Niñas y Adolescentes y 34 en la Dirección Antipandillas.

Injerencia

“La injerencia política en el área administrativa afecta el cumplimiento de las estrategias de desarrollo institucional y de seguridad ciudadana nacional que da como resultado desorganización, desmotivación y descontento dentro de las filas del instituto castrense de la población”, expone el informe como parte de sus conclusiones.

También se encontró que existe una distorsión entre la función de la Policía, las estrategias sociales de seguridad ciudadana y la interacción con la comunidad dirigidas a proteger y servir a la ciudadanía, “siendo torcidas en actividades de seguridad del siglo XIX, dirigidos a asegurar y garantizar la integridad de un segmento de la población”.

En el área de soporte y control, el estudio de la UNODC resalta que la unidad aérea policial está totalmente inoperativa desde hace siete años por falta de presupuesto, que los vehículos (motos y patrullas) que existen no dan abasto para las operaciones en todo el país, que no existe stock de piezas automotriz para mantener una operación constante y que el proceso de adquisición de bienes y servicios es lento, lo que dificulta la operatividad. También advierte una carencia de personal en esa área.

En la Dirección de Asuntos Internos hacen falta vehículos para poder hacer su trabajo, y cuenta apenas con tres vehículos nuevos para cubrir todo el país. Además, le faltan equipos tecnológicos para hacer trabajos de vigilancia, (cámaras, videograbadoras, drones, celulares); “las unidades utilizan sus teléfonos personales para realizar investigaciones”.