La iniciativa “El amor multiplica”, que abarca varios proyectos, entre ellos, la creación de murales comunitarios

0
166
ads
- Advertisement -spot_img
Monterrey, México

La iniciativa “El amor multiplica”, que abarca varios proyectos, entre ellos, la creación de murales y foros comunitarios, avanza en su llamado a las comunidades mexicanas para fomentar una cultura del reciclaje.

Como muestra de ello, el segundo mural develado por la Industria Mexicana de Coca-Cola en Monterrey, la segunda ciudad más poblada del país, forma parte de su compromiso a favor del reciclaje, y abona a su objetivo por alcanzar Un Mundo Sin Residuos en 2030, con la recuperación y reciclado del 100 % de sus envases puestos en el mercado.

La segunda obra, titulada “Intercer”, fue realizada por Bp Vinalay, muralista urbano de Monterrey, donde una mujer protagoniza la imagen recolectando la basura mientras dos aves le muestran un panorama limpio y libre de contaminantes, dando el ejemplo de que pequeñas acciones pueden hacer un cambio verdadero en favor del planeta.

Anteriormente, la IMCC también inauguró un mural en la Ciudad de México que denominó “La esperanza logra lo imposible” por su autora Dulce V. Ríos, en el cual  participó la comunidad del pueblo de Xoco.

Dicha pintura, sobre uno de los muros frente a la Cineteca Nacional de la alcaldía de Benito Juárez, en la capital mexicana, expone las tradiciones y cultura del pueblo de Xoco con dos mujeres que protagonizan la colorida postal, que también busca empoderar el talento femenino.

Los murales restantes también se centrarán en la iniciativa “El amor multiplica”, pues Coca-Cola pone al centro el amor como “un motor que une, transforma y nos hace ser mejores como personas”.

Por su parte, el próximo foro se desarrollará en agosto próximo en la alcaldía Iztapalapa de la capital mexicana, donde se buscará promover el reciclaje.

El movimiento “El Amor Multiplica” busca que los ciudadanos, organizaciones y autoridades desarrollen proyectos como la rehabilitación de espacios públicos, participen en los murales comunitarios, o bien, propongan soluciones alternativas y colaborativas que impacten positivamente en sus comunidades.