0
30

Todos los países del Caribe, incluyendo a República Dominicana y a excepción de Barbados y Surinam, experimentaron un aumento de las tasas de homicidio y de los asesinatos relacionados con el crimen organizado durante la década de 2000, según el Informe Regional de Desarrollo Humano 2021, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

De acuerdo al informe titulado “Atrapados: alta desigualdad y bajo crecimiento en América Latina y el Caribe”, las tasas de violencia y corrupción en República Dominicana junto a otras naciones de la región se han visto elevadas a raíz del impacto y la influencia que ha retomado el narcotráfico.

“En la actualidad, no solo ha convertido a República Dominicana y Jamaica en rutas de tráfico clave hacia América del Norte y Europa, sino que también ha aumentado los niveles de violencia y corrupción así como la capacidad coercitiva de los grupos criminales”, expresa el documento en el apartado “Los vínculos entre violencia, desigualdad y productividad”.

El texto agrega que el impacto del narcotráfico en el Caribe había dejado de ser importante tras el auge de la cocaína durante la década de 1980.