Un sacerdote católico envuelto en escandalo millonario en Brasil

0
227

Río de Janeiro (EFE).- El sacerdote católico Robson de Oliveira Pereira, una celebridad en Brasil que reúne a multitudes en sus misas, se apartó provisionalmente de sus funciones como religioso luego de que la Fiscalía lo vinculara a un escándalo por un millonario desvío de donaciones de los fieles.

El sacerdote de 46 años estará alejado de sus funciones como rector de la Basílica de la ciudad de Trindade y como presidente de la Asociación Hijos del Padre Eterno (Afipe) “hasta que todos los hechos sean aclarados”, según un comunicado divulgado este sábado por al Archidiócesis de Goaiana.

El sacerdote, uno de los fundadores de la Afipe y uno de los responsables por la Basílica del Divino Padre Eterno de Trindade, fue acusado de apropiación ilegal de recursos, asociación para delinquir, lavado de dinero, falsificación de documentos y evasión fiscal por el Ministerio Público del estado de Goiás (centro de Brasil).