Miriam Germán Brito, reconoció

0
197

La procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, reconoció que “se trata de asunto difícil” la reforma a la Policía Nacional que emprendió el Gobierno Central.

De acuerdo con Germán Brito, se enfrenta a la cultura institucional del órgano que se fundó en medio de una dictadura, además de la resistencia al cambio.

“La reforma policial es un asunto difícil, porque tiene que vérsela contra una cultura institucional y la natural resistencia al cambio”, manifestó Germán Brito al responder a periodistas que la abordaron al salir del Tribunal Constitucional, donde firmó un convenio de cooperación interinstitucional con el presidente de ese órgano de justicia, Milton Ray Guevara.

Las declaraciones de la procuradora se llevaron a cabo en medio de críticas dirigidas hacia la Policía Nacional, luego de que varios ciudadanos fallecieron bajo custodia de agentes, con dos casos siendo tipificados como homicidios en las actas de defunción.

Sin embargo, sólo en el caso de David de los Santos se han llevado ciudadanos a la justicia, incluyendo cuatro miembros de la uniformada, para quienes el Ministerio Público solicita prisión preventiva como medida de coerción.

Por esta situación, la Inspectoría General de la Policía Nacional recomendó al Consejo Superior Policial el retiro forzoso y desvinculación del capitán, del segundo teniente, del cabo y de los dos rasos imputados.

La propia German Brito, se ha pronunciado acerca de estas muertes, calificándoles de “bárbara, inhumana que duele y avergüenza”.

La procuradora dijo que el Ministerio Público no se va a sumar ni a las explicaciones, que son una falta de respeto para los agraviados, ni tampoco a la permisividad en ese tipo de actuaciones.

“Eso es una cosa bárbara e inhumana que duele y avergüenza”, dijo, luego de la firma de un acuerdo entre el Tribunal Constitucional (TC) y el Ministerio Público para fortalecer áreas administrativas y docentes.