Los Padres de San Diego incursionaron como franquicia de Grandes Ligas en 1969,

0
115
ads
- Advertisement -spot_img

Los Padres de San Diego incursionaron como franquicia de Grandes Ligas en 1969, organización para la cual las historias de fracaso parecen escribirse con mayoría sobre los éxitos, para quienes la gloria parece huirles como el diablo a la cruz.

Desde su fundación, los Padres, tan solo han logrado seis clasificaciones a la postemporada, dos de estas ocasiones yendo a la Serie Mundial, mismas que terminarían en derrotas para los californianos.

Las letras de San Diego han sido representadas por recordados jugadores como Tony Gwynn, Dave Winfield o Adrián González, aunque ninguno ha logrado conducir a la organización a la tierra prometida.

En los últimos cuatro años, la organización de los Padres se ha visto en el epicentro de las mayores inversiones, forjando una filosofía de agresividad que los ha llevado a conseguir talentos de la estampa de Manny Machado o Yu Darvish, así como otros del calibre de Blake Snell o Mike Clevinger.

En su más reciente movimiento por alcanzar la gloria, los Padres adquirieron al destacado jardinero dominicano Juan Soto, jugador de 23 años, protagonistas de uno de los mejores inicios de carrera a lo largo de toda la historia de Grandes Ligas.

Asimismo, el equipo se hizo de los servicios del destacado primera base  Josh Bell; el veterano infield Brandon Drury, al igual que del taponero Josh Hader.