Hotel Blue JackTar abierto gran esfuerzo , ofrece una experiencia segura a cada visitantes

0
325

 

.
El COVID-19 ha sido una situación que nos ha llegado de manera inesperada, sin preparación alguna. A principio de año escuchábamos noticias de como China estaba aislando ciudades y cerrando fronteras y nunca nos imaginamos que nos tocaría vivirlo.
Todos estábimos escépticos a creer que en estos tiempos tendríamos que frenar nuestras vidas y encerrarnos en nuestras casas. Esa situación nos llevó a reflexionar y a pensar diferente, hoy nos ha tocado reinventarnos
Como se ha adaptado Blue JackTar como hotel a la covidianidad ?
La verdad es que tanto el terreno como las instalaciones de nuestras habitaciones hoteleras, apartamentos y restaurantes nos han favorecido. En estos momentos  las recomendaciones de las autoridades de salud es que debemos estar en espacios abiertos y de baja densidad humana.
La adaptación inicio con una capacitación a nuestro personal sobre la importancia de cuidarnos y de cuidar a nuestro clientes, hicimos una nueva distribución de los espacios sobre todo en los restaurantes guardando la distancia de mínimo 1.5 metros entre los grupos de comensales, las sillas y paraguas e las playas fueron reubicadas también, el buffet del desayuno se limino por completo y el reforzamiento de productos para la higienización tanto para las mesas y sillas como para nuestras manos esta siempre presente.
Diría que en Blue JackTar la apertura no fue lo difícil porque nuestro servicio siempre estuvo enfocado a un trato personalizado y nuestro modelo de hotel es la modalidad de habitación y desayuno.
Lo más difícil ha sido trabajar en el escenario de incertidumbre el desconocer que pasara mañana ya que los patrones pueden desaparecer de un minuto a otro. Esto nos ha retado a ser más proactivos a mirar más la naturaleza de nuestros consumidores.
La industria de la hospitalidad ha sido bien golpeada en esta crisis.   Los costos operativos definitivamente se han incrementado ya que requiere tratamiento diferente en rotación de habitaciones,  productos químicos, equipos de bioseguridad, colocación de señalética, capacitación, pago de nuevas certificaciones y demás. El trabajar para hacerlo bien tiene su precio!!!
Como empresa nos solidarizamos con los demás hoteleros, como conocedores del sector entendemos que nuestra realidad no es la de ellos. Los demás hoteles de playa dorada poseen mínimo 300 habitaciones, estadía promedio de 10 noches por cliente,  su canal de venta esta sostenido en el TOUR OPERADOR (clientes internacionales los cuales les cuesta mucho más decisión de desplazarse altas horas de vuelo o que simplemente aún posee fronteras cerradas), sus costos operativos son altos con pocos clientes  y necesitan mayor rotación de personas. Abrir sus puertas es comenzar desde cero, adaptar sus operaciones a la covidianidad y desarrollar una estructura de venta centrada en los nacionales.
Hoy más que nunca necesitamos trabajar de la mano el sector privado con el sector público. Tenemos un Ministro de turismo cerca de los destinos turísticos y palpando con sus visitas la realidad. Personalmente estoy consciente que nuestro presidente conoce las limitantes que vive el sector turístico de nuestro país y con este sector todas  las precariedades por la que está atravesando su cadena de valor: los empleados, los suplidores de comida y vegetales, transportistas, actores de la industria del ocio, y demás. Se han dado paso firme como el seguro de viajero para internacionales que darán sus resultados a largo plazo. Y estoy segura que seguiremos recibiendo otras buenas noticias que estimulen al corto plazo poco a poca esta recuperación económica que tanto necesitamos.