Félix Castillo, diputado, político fuera de serie, humilde, sincero esposo y padre ejemplar

0
474
ads
- Advertisement -spot_img

 

La redacción de El Faro

El descrédito de la actividad política encuentra un muro de contención en Félix Castillo Rodríguez, popular político que cuenta con el récord de ser el único nativo que ha ocupado la posición de diputado en cuatro elecciones consecutivas.
No es el orador, sino el hombre sencillo que llega a los electores con su mismo lenguaje, que no promete lo que no puede cumplir, que asiste al ciudadano no esperar a cambio el voto, sino para solucionarle el problema planteado y conocer ni pregunta cuál es su militancia política.
Ha sido Félix Castillo un peledeísta querido y respetado por aliados y adversarios que lo han elegido en congresos seis veces candidatos, primero a regidor, luego a la candidatura de diputado, cediendo la primera elección a petición del presidente Leonel Fernández, para favorecer a otro compañero. Las demás han sido exitosas, pues ha ganado la representación de Puerto Plata en la Cámara de diputados cuatro veces consecutivas.
No exhibe riqueza económica, pero puede hacerlo con la gran cantidad de seguidores, no únicamente simpatizante del Partido de la Liberación Dominicana, pues son muchos los que le dan el apoyo en reconocimiento a la conducta que como político dominicano conserva, la humildad, sencillez, presencia en todos los eventos que es invitados.
De poco hablar, pero de trabajar continuamente, cumplidor en la asistencia a las sesiones del pleno y las comisiones ha que ha sido asignado en su trayectoria, crítico cuando se justifica hacerlo, pero silente en la cámara de diputados y los medios políticos y sociales si no se le solicita su opinión.
Buen esposo, padre ejemplar y abuelo ñoño, con sus amigos siempre sincero a quienes no es capaz de prometer y no cumplir.
Miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana posición que obtuvo con el voto, no por asignación por ser diputado como suele suceder en las organizaciones. En ocasiones ha sido un político consecuente con sus compañeros y compueblanos en general no obstante conocer que no es una elector suyo y en oportunidades ha vertido comentarios adversos, pues no es un Félix Castillo el que no se ocupa de cargar rencor o pequemor, dice no tener tiempo para hacerlo, no ha sido su conducta, sus padres lo educaron para ser él Félix Castillo siempre , no    llevar vida ajena, ni  dejar de hacer cosas importantes antes de dedicarse a responder críticas injustas o invertir el tiempo lo que entiende no vale la pena.
Nativo de Montellano, municipio que ha contado con el apoyo suyo, pues es uno de los que no abandona después de haber alcanzado una posición electiva. Sus colegas y compañeros que les han tratado por años, se atreven a decir que Félix Castillo «no mata una mosca y que único hobby es compartir el juego de domingo todos los fines de semana desde que llega de capital a donde viaje indefectiblemente para asistir a la responsabilidad para la cual fue electo por cuatro años como diputado.
Es activo participando en proyectos y resoluciones que benefician a Puerto Plata, uniéndose a otros diputados que no son de su partido, sino de la oposición, por entender que su representación de la provincia nada tiene que ver con los intereses personales ni de grupos, sino de la comunidad que le ha elegido en cuanto elecciones consecutivas siendo en la actualidad del que más ha logrado posiciones electiva al congreso nacional.
Respecta para que los respeten y se ha podido ver el trato que recibe en medio de campañas electorales de los candidatos a la misma posición, no solo del PLD, sino de otras organizaciones políticas.
Fundador de la tendencia que nació dentro del PLD  con el ex presidente Danilo Medina, pero fue uno de los que menos se benefició ya que es dado a estar visitando el palacio solicitando obras que no corresponden a los diputados, sino a los profesionales de la construcción.
Sus ocupaciones no les han permitido desenvolverse como contactar pública autorizado, como lo hizo cuando se graduó, ha manifestado su satisfacción con lo poco que ha recibido por convencido que lo ha hecho apegado a los principios que buen comportamiento de un político que se respeta y no ser parte del montón que con frecuencia son criticados, por ello debe considerarse al diputado Félix Castillo Rodríguez, un político fuera de serie.