Editorial: de El Faro Huguito González ha puerto

0
273

 

Dejó existir el hombres sembrador de buena voluntad que estuvo en todos los escenarios de servicio a favor de los que necesitaron la mano amiga, quién no pasó factura por lo que hacía, respaldado en todo ocasión y para lo que se proponía por su finado padre Hugo de Jesús González López, que con su partido a la eternidad causó que su hijo se resguardará y ni siquiera deseaba salir a lugares públicos ante la pena que le embargaba.
Huguito González Troche nació popular,   desde la temprana edad estuvo envuelto en actividades sociales, deportivas, humanitaria, culturales, empresariales y en toda ocasión se propuso ser exitoso haciendo grandes inversiones para que todos los que estuvieran envueltos se sintieran satisfechos y bien.
Fue amigo de todos sus relaciones a quienes no abandonó, extendió el brazo hasta donde pudo llegar, aunque no obtuvieron ganancias económicas, pero sí la satisfacción de haberlo hecho con el corazón y sin interés algunos.
Fue líder nacional de la Defensa Civil, donde todos los miembros recibieron aportes económicos, lo rechazó cuando se presentó, ostentó el rango de capital del Ejercito Nacional Honorífico, recibió la merecida atención de adinerados, medios económicamente y de los más pobres de Puerto Plata.
Se ha ido a la eternidad a destiempo, Dios sabrá disponer el lugar que por sus grandes obras, no obstante la joven edad, realizó a favor de los demás,
Su esposa, hijos, hermanos, tíos, amigos entrañables con quienes convivió y trató como sus hermanos, no como patrón han de estar tranquilo con la labor desempeñada por Huguito González Troche, una gran amigo de la comunicación que aspiró tener un periódico que se imprimió diariamente en los talleres de su propiedad de HKM, haciendo el intento apoyado en sus propios esfuerzos, pero la capacidad de las maquinarias existentes no se lo permitió.
Incursión en la radio con una arrendamiento de Radio Fantasías con opción a compra. al tiempo que comenzó a incursionar para la televisión, no pensó en él, sino en Puerto Plata para darle lo que entendía necesitaba para continuar el desarrollo social y cultural de su lar nativo.
Su liderazgo fue puesta a prueba en varias ocasiones cuando aspiró a presidente de la Cámara de comercio la cual dinamizó sólo con incluir su nombre como candidato, elecciones se pospusieron en dos ocasiones y finalmente votaron cerca de mil miembros, nunca había sucedido y de acuerdo al resaltado de la comisión electoral supuestamente perdió por un voto. Traído el caso para decir la popularidad de Huguito ya que en ese ocasión se enfrentó a los veteranos de la institución.
Debe signikficarse en esta nota editorial de despedida que en varias ocasiones y por distintos partidos políticos recibieron el ofrecimiento de ser candidato a síndico y no lo aceptó.
Paz eterna para el amigo de Puerto plata y especialmente del periódico El Faro con el que contribuyó para que se mantuviera viva la publicación exclusiva de informaciones originadas en la provincia o cuyos protagonistas eran nativos de Puerto Plata. Dios Huguito González, Dios habrá de reservar el lugar que merece por haber sido como fuistes con todos, familiares, amigos y relaciones y hasta desconocidos a quien extendistes las manos.