a procuradora general adjunta y titular de la Dirección General de Persecución del Ministerio Público, Yeni Berenice Reynoso, se refirió este martes al caso denominado Operación Calamar, ejecutado por el Ministerio Público contra varios exfuncionarios

0
274

La procuradora general adjunta y titular de la Dirección General de Persecución del Ministerio Público, Yeni Berenice Reynoso, se refirió este martes al caso denominado Operación Calamar, ejecutado por el Ministerio Público contra varios exfuncionarios del gobierno de Danilo Medina, del cual dijo que tienen pruebas más que suficientes para demostrar el supuesto entramado de corrupción en que incurrieron los imputados en perjuicio del Estado.

Señaló que el caso es el más grande en la historia del país en la forma en que servidores públicos se asociaron para defraudar a la nación con miles de millones de pesos.

“No hay forma de que no sea declarado complejo este proceso, es que se tocó el patrimonio público de una forma sin precedentes en la historia del país, hasta el momento, es el caso de más complejidad, de cómo funcionaba, de cómo, desde el Estado, se coalicionaron distintos funcionarios para distraer fondos millonarios del patrimonio público”, acotó.

La funcionaria judicial habló al concluir la audiencia en la que se le conocería medida de coerción a los, hasta ahora, 20 imputados de distraer fondos del Estado por más de 19 mil millones de pesos. La audiencia fue pospuesta para el domingo 26 de este mes.

Aseguró que el caso se trata «de un entramado de criminalidad organizada, muy poco visto en la región». Agregó que el expediente instrumentado por el MP para pedir medida de coerción está «más que sustentado, más que acreditado, con pruebas que pudieran ser calificadas de sobreabundantes para esta etapa del proceso en la que nos encontramos».

Cuando se le cuestionó si podrían haber más allanamientos, Berenice Reynoso contestó que la investigación sigue abierta.

«Ustedes saben que nosotros no damos mayores detalles en esta etapa, pero es una investigación que está abierta», subrayó.

La magistrada, acompañada del director de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, y la barra de fiscales del órgano persecutor aseguró que, no hay forma de que la jueza de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, Kenya Romero, no acoja los 18 meses de prisión preventiva y la declaratoria de caso complejo.

Aplazan audiencia de medida de coerción

El expediente acusatorio consta de más de 3,000 páginas, y contiene unas 1,200 pruebas documentales.

Los imputados permanecerán en «La Carcelita» del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva para el domingo 26 de marzo continuar el conocimiento de medida de coerción en su contra. En este caso, los principales imputados son, hasta ahora, los exministros de Hacienda, Donald Guerrero; el administrativo de la Presidencia; José Ramón Peralta y Gonzalo Castillo, de Obras Públicas y excandidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Acusación

La imputación preliminar del Ministerio Público en contra de los apresados es de asociación de malhechores, desfalco, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos y privados, soborno y financiamiento ilícito de campaña a una escala sin precedente, lavado de activos, entre otros.