0
364

La Respuesta del Ministro de Educación a los Reclamos de los Docentes
Cheo Lagombra
El ministro de Educación Ángel Hernández respondió a los reclamos de los docentes del
llamado comúnmente salario 14 (Remuneraciones, Incentivos, Compensaciones y Beneficios de
los Servidores Públicos de acuerdo a la Ley 41-08). En su cuenta de Twitter el ministro
argumentó que los docentes en el año 2022 recibieron RD$16,716 millones por incentivos, y a
seguidas sigue incriminado que los maestros recibieron 9.39 veces más recursos que los empleados
administrativos de ese ministerio y concluye que se debe exigir mayores resultados de aprendizaje
por los beneficios que se reciben. Entonces el principal culpable del problema del bajo rendimiento
académico son solo los docentes. Como es costumbre de los ministros de turno echar la carga del
bajo rendimiento en el aprendizaje de los alumnos a los maestros, excluyendo al ministerio de toda
responsabilidad. El magisterio debe responderle al ministro con una frase muy usada por Lilís “No
me menee el altar para que no se me caigan los santos”.

Veamos ésta sola variable en el aprendizaje, “la cantidad de alumnos por aula”. En la
educación tradicional la transmisión de conocimiento era un proceso unilateral, solo bastaba que el
maestro lo comunicara y el alumno lo escuchara; pero en la educación actual el desarrollo de
habilidades y competencias es plurilateral, depende de la interacción del docente con el alumno y
del alumno con sus compañeros, supervisados por el docente. Esta es la actividad que es impactada
en los grupos grandes, dado que entre más numeroso es el grupo por aula, más tenderá a apoyarse
en los procesos educativos unilaterales.

Se puede fácilmente entender que los buenos resultados como plantea el ministro se
obtienen cuando un centro educativo logra un desarrollo integral de todos y cada uno de sus
estudiantes mayor de lo que se puede esperar teniendo en cuenta su rendimiento previo y la
situación social, económica y cultural de las familias. Cabe preguntarle al ministro, si él fuera el
docente facilitador para trabajar con 40 o 50 alumnos él podría alcanzar en cada uno de
ellos un aprendizaje significativo que les permita desarrollar las competencias y
habilidades contempladas en el currículo vigente. Hernández con la preparación académica
que tiene, sabe muy bien que el factor alumno es determinante para tener éxito en el
proceso de enseñanza – aprendizaje ya que cada estudiante es un ser único, con
características biopsicosociales similares, que presentan inteligencias múltiples y que
además tienen intereses diferentes. Es de suponer que en los informes del
inicio de este año escolar el ministro debe saber cuántas secciones a nivel nacional tienen

matriculados hasta 60 alumnos que el docente en una hora/clase debe en su práctica aplicar las
estrategias que faciliten los aprendizajes diseñados en el currículo. Debe considerar también que
existe un porcentaje significativo de docentes que luchan día a día contra la insuficiencia de
materiales y de infraestructuras deficientes y de exigencias del medio comunicativo y tecnologíco,
contra las obligaciones provenientes de las instancia superiores, sin embargo se le exige desarrollar
su capacidad creativa para encontrar soluciones a este tipo de circunstancias, y aun así los docentes
dominicanos muestran su gran espíritu de servicio y les están resolviendo al ministerio el
problema de escasez de aulas y el nombramiento de maestros, porque uno solo con esa
sobrepoblación está desempeñando la función de dos, pero además están en un constante reciclaje.
Bájele algo Sr. ministro y reconozca las debilidades del sistema educativo que Ud. debe superar.