0
1567
ads
- Advertisement -spot_img

¿Y qué es la sostenibilidad?

La sostenibilidad consiste en satisfacer las necesidades de las generaciones actuales, sin comprometer a las necesidades de las generaciones futuras, al tiempo que se garantiza un equilibrio entre el crecimiento de la economía, el respeto al medioambiente y el bienestar social.

En el 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la Agenda 2030, cosa que marcó un hito al establecer los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) que definen la hoja de ruta de la sostenibilidad para la próxima década. La aprobación del acuerdo «Transformar nuestro mundo: Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible» por 193 naciones en la sede de la ONU, suponía asumir un compromiso a nivel mundial. Dicho compromiso debería permeabilizarse desde los gobiernos a todos los agentes económicos, especialmente a las empresas y los mercados financieros.

En el mundo financiero, esto se convirtió en las finanzas sostenibles o Inversión Socialmente Responsable (ISR), una tendencia en auge que consiste, básicamente, en tener en cuenta, a la hora de invertir, factores de sostenibilidad, y no sólo la mera rentabilidad.

¿Qué hace a una inversión sostenible?

Para ser sostenible, esta debe ser analizada en función de los criterios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG) Corporativa, también conocidos como ESG, por sus siglas en inglés.

Criterios medioambientales

Valoran cómo afecta la actividad de una empresa al planeta, con aspectos como sus emisiones de gases de efecto invernadero, que agravan el cambio climático, la contaminación y los residuos que genera o su utilización de los recursos naturales. Un buen análisis en ASG contempla tanto el impacto directo como el indirecto que tiene la labor de una compañía.

Criterios Sociales

La sostenibilidad es un concepto que debe ir mucho más allá del respeto al medioambiente. Una inversión comprometida socialmente pone la lupa en cuestiones como los derechos humanos, las condiciones laborales de los empleados, la igualdad de oportunidades, la inclusión de las mujeres en la organización y la acción social. Al igual que los criterios medioambientales, se refieren al efecto en el planeta, examinando el impacto de una organización en la sociedad, hacia los empleados, pero también hacia los clientes, las comunidades en las que está presente y otros grupos de interés.

Criterios de Gobierno Corporativo

Las buenas prácticas en la dirección y administración de una empresa son fundamentales para su sostenibilidad y un factor importante para valorar su responsabilidad y compromisos. Se tienen en cuenta cuestiones como la transparencia, la rendición de cuentas, los métodos contables, la política de remuneración de los ejecutivos y la independencia del consejo directivo, por mencionar algunos. Las empresas con una buena gobernanza han demostrado alcanzar un mejor rendimiento a largo plazo.

Estos criterios son cada vez más institucionalizados y son una tendencia que, si bien cuando comenzó hace décadas podía tener un carácter voluntario, se está convirtiendo en una práctica ineludible.

Sostenibilidad Financiera en República Dominicana

Conforme al último informe global de la International Finance Corporation del Banco Mundial, en los últimos dos años, la República Dominicana ha progresado en la adopción de una estrategia integral de finanzas sostenibles, lo cual se ha logrado, en gran medida, por el empeño que ha puesto la banca múltiple en ese sentido.

En ese orden, la Asociación de Bancos Múltiples de la República Dominicana (ABA), puntualizó que, en el 2021, nuestra nación pasó de ser considerada un país en etapa de «preparación», a uno en etapa de «implementación» de la Estrategia de Finanzas Sostenibles, superando a otros de la región y ubicándose en el mismo nivel de Brasil, Argentina, México y Perú.

Invertir en sostenibilidad no es sólo una cuestión de compromiso, sino que, cada vez más, existe un gran potencial de que las empresas obtengan una rentabilidad financiera mayor. Por último, al solidificar las estrategias comerciales sostenibles, los líderes y las organizaciones impulsados por un propósito pueden prosperar a medida que resuelven los mayores desafíos del mundo.