0
494
ads
- Advertisement -spot_img
Santo Domingo

La Federación Dominicana de Béisbol confirmó el miércoles la participación de Gary Sánchez en lo que será el Clásico Mundial del 2023, siendo el primer receptor en ser anunciado como parte del conjunto, posición en la que emergería como hombre titular.

La receptoría ha producido debates en la fanaticada dominicana a medida que surgen las informaciones de cara al magno evento, teniendo una amplia variedad de opiniones en favor de Sánchez o de Francisco Mejía, los dos caretas quisqueyanos con mayor jerarquía en el béisbol de Grandes Ligas.

Los críticos de Sánchez dejan la titularidad de la posición en Mejía por la percepción de la errática defensa del primer mencionado, mientras que, del otro lado de la acera se presume del segundo por sus habilidades detrás del plato. Aunque, ¿Es Francisco tan bueno como se piensa?, ¿O Gary no es tan malo como muchos opinan?

Tras una lesión que sacará de circulación a Mike Zunino por el resto del 2022, Francisco Mejía ha emergido como el primer cátcher del equipo de los Tampa Bay Rays, teniendo una actuación detrás del plato que deja mucho por desear.

Con una velocidad de 86.5 millas por horas en tiros a la segunda base, Mejía ha tenido en la cursante temporada de Grandes Ligas uno de los brazos más formidables de Grandes Ligas, aunque esta habilidad no parece transferirse a resultados, pues solo ha podido atrapar a un 21% de los corredores en intento de robo.

Por su parte, Sánchez no se queda detrás en cuanto a la potencia de sus disparos a la intermedia, registrando 86.3 MPH de puro poder, lo que ha impulsado su marca de 33% de corredores retirados en intento de robo.

Pese a tener números notablemente similares en la velocidad de sus brazos, Sánchez se impone por gran diferencia en resultados obtenidos sobre Mejía, siendo, sin dudas, un punto a favor para el cátcher de los Mellizos de Minnesota.

El manejo de los pitcheos emerge como otro punto a favor de “El Kraken” sobre “Franky”, apartado en el que el primer mencionado brinda mayor soporte, lo que podría marcar la diferencia sobre cuál debería ser la opción de la receptoría que elegirá la Selección Dominicana, independientemente de las percepciones de la afición.

Este 2022 en las Mayores, Sánchez ha logrado convertir el 46.7% de los pitcheos que ha recibido en los bordes de la zona en strikes, marca no muy reluciente frente al promedio de la liga en dicho escenario (47%), pero si mayor al pírrico 45.6% que registra de su lado Mejía.

De forma general en toda la campaña, Sánchez supera a Mejía con 579 innings jugados detrás del plato contra 541.1.

EN EL BATEO

Gary Sánchez ha sido en lo general visto por su ofensiva sobre todas las cosas, principalmente por su poderío, quien ha tenido cuatro temporadas con anterioridad en su carrera de 35 o más extrabases. En 2022, el derecho registra 34 hits de bases múltiples, 47 carreras empujadas, promedio de bateo de .213 y OPS de .696.

De su lado, Francisco Mejía no ha tenido la dicha de acumular grandes números al bateo en anteriores zafras, debido en gran medida a sus reducidos chances de juego. Este año, acumula 25 extrabases, 29 remolques, promedio de .262 y OPS de .689.

República Dominicana ha tenido una reducida cantidad de receptores de calidad a lo largo de su historia en Grandes Ligas, aunque por la buena calidad de sus lanzadores, será prioridad contar con el mejor talento entre catchers de cara al Clásico Mundial, siendo este Sánchez al día de hoy, pese a no contar con una gran estelaridad.