Vaticina periodismo investigación en peligro

Fotocronica Politica Portada

SANTO DOMINGO.-La censura, la autocensura, los problemas financieros, así como las presiones de sectores políticos y económicos son algunos de los factores que están provocando la desaparición del periodismo de investigación en la República Dominicana, según miembros de la sociedad civil. Este tema fue tratado durante un debate sobre “Prensa de investigación, ¿especie en extinción?”,  en el que participaron Juan Bolívar Díaz, Margarita Cordero y Miguel Guerrero, así como locutores, sociólogos, politólogos, abogados e integrantes de la sociedad civil organizada.

El comunicador Juan Bolívar Díaz, Productor del programa de televisión Uno+Uno, articulista del Hoy y miembro del Consejo Nacional de Participación Ciudadana externó profunda preocupación por el cierre de Clave, y dijo no tener la mas remota duda de que el mismo se debió a presiones políticos y económicos por las informaciones que estos medios publicaban.

Díaz indicó que “cada día es más notable la dependencia de grupos económicos propietarios de medios del Estado, no solo en la publicidad, sino en las exenciones de maquinarias, impuestos sobre la renta y otras facilidades”.

Calificó como penoso el comunicado publicado por el grupo Abriza, propietario de Clave Digital.

El Miembro del Consejo de PC, agregó que cada vez se registra mayor presión del Estado Central para reducir el espacio crítico y ejercer mayor control en los medios de comunicación.

“Esto se registra a través de la utilización de los medios incautados y de la inversión  publicitaria de forma desproporcionada” expresó Díaz.

El Periodista destacó que los medios Clave trabajaron duro para que no quedaran impune los fraudes bancarios descubiertos en el 2003.

Mientras que Margarita Cordero, jefa de redacción del portal Siete Días  denunció que el clima del periodismo actualmente se torna angustiante y va desmejorando rápidamente.

“Cada vez menos el periodista y el medio asume una actitud critica frente a los Gobiernos y problemas nacionales”, indicó Cordero.

Agregó que no es extraño que un medio de comunicación sea cerrado por falta de rentabilidad, alegando que cada vez son más onerosas las cargas para mantenerlos.

Cordero destacó que además de los intereses políticos y económicos que coartan la libertad de expresión en el país, se suman sectores ocultos que presionan a los propietarios de medios para  que actúen de acuerdo a sus intereses.

La Comunicadora dijo que cada vez más crece el cierre de espacios críticos en el país y destacó que no solo el periodismo de investigación esta siendo censurado, sino el cotidiano.

Por ejemplo La Red de Periodistas con Leonel e incluso la gran cantidad de comunicadores que se encuentran nómina son parte de un proyecto de captación de opinión pública. Y a esta red pertenecen algunos propietarios de medios de comunicación.

Abogó para que sea creada una ley de libre acceso a las informaciones privadas, muchas de las cuales también cometen acciones en perjuicio de la población

En tanto que Miguel Guerrero denunció que hay una firme pero gradual intención de callar la opinión pública por parte del Estado.

“La pluralidad se está perdiendo y hay en marcha un proyecto de secuestro de la opinión pública”, indicó Guerrero.

Criticó el temor de algunos periodistas de hacer preguntas, alegando que estamos mordiendo el silencio y eso contamina el medio.

Miguel Guerrero aseguró que hay un control mediático y brutal y una intención de reducir espacios. Sin embargo advirtió que el Gobierno puede cerrar y comprar todos los medios pero no va a poder con la prensa digital.

La adquisición de medios de comunicación por grupos económicos los hace más vulnerable al poder, porque de lo contrario las autoridades envían policías, inspectores de rentas internas y aduanas, según el Periodista.

Miguel Guerrero denunció que “En 40 años de ejercicio periodístico nunca había visto un ambiente con tanta angustia y miedo de expresar las ideas, que hasta me ha afectado a mi; pero el asunto no es tener miedo, sino saber administrarlo”.

El cierre de clave es una puñalada del periodismo independiente.

Este panel fue organizado por Participación Ciudadana, la Escuela de Comunicación Social de la PUCMM, en representación de la Cátedra Unesco de Comunicación, Intec, Finjus, el programa Acción Ciudadana y otras organizaciones.