UTESA 40 años

Opinion

Augusto 2
Augusto Vásquez

Hace años sugerí a los líderes de la Universidad Tecnológica de Santiago, UTESA, aprovechar las posiciones logradas por egresados en distintas posiciones oficiales y privadas. Hubo de esperar el aniversario número 40 para que de Puerto Plata se escogieran cuarenta miembros de la institución que han hecho sus aportes como docentes, empleados, estudiantes brillantes y egresados sobresalientes en la sociedad puertoplateña.
El acto fue sencillo, pero significativo, motivando a los que aún están dentro estudiantes, así como a los egresados que han logrado posiciones fruto del esfuerzo realizado y conocimientos adquiridos fueran de las aulas, los cuales han sido   puestos en practica al servicio de la mayoría. Príamo Rodríguez, magnifico rector, visionario exitoso que ha sabido distribuir los triunfos obtenidos, estuvo presente allí. Los que vivimos otro épocas cuando sólo éramos cuatro mil estudiantes, no nos sorprendemos con la matricula de casi 80 que hoy se encuentran en sus aulas. Tampoco la capacidad de los docentes, todos preocupados por dar lo mejor. En relación a nosotros que fuimos de los 10 egresados reconocidos, he tenido el privilegio de haber sido tomado en cuenta en las dos profesiones que estudio y obtuve licenciatura en Comunicación Social y Derecho, es sido abogado de nacimiento, pues no sólo subiendo a estrado se abogado por algo, sino también desde el periodismo que ha desempeñado por 45 años.
Reconocer la posición de sobresaliente de los profesionales, educadores, estudiantes y empleados es un paso positivo, por lo que debe continuarse con esa labor, dandole seguimiento a cada profesional y destacar cuantas veces lo hagan bien, pues es un punto a favor de UTESA en todo el país. Como formé parte del equipo que el magnifico rector siempre confió en comunicarle las ideas e interés de incursionar en otros lugares, después de los éxitos obtenidos en la capital, Mao, Moca y Puerto Plata, debe recordarle al doctor Príamo Rodríguez que está pendiente llevar a UTESA  a Nueva York, especialmente para los dominicanos residentes allí, como se lo propuso en la década de l980. Ya es tiempo de comenzar a dar los pasos tras completar el objetivo que se propuso en aquella oportunidad.