Tragedia en República Dominicana: Luto Nacional por Desastre Tras Intensas Lluvias

0
207

El pasado fin de semana, la República Dominicana vivió uno de los momentos más trágicos de su historia, con la pérdida de aproximadamente 30 vidas, según las cifras oficiales y el recuento del Diario Libre. Las fuertes lluvias generaron inundaciones, derrumbes y otros desastres en todo el país, especialmente en el Gran Santo Domingo.

A un año y 14 días del fatídico viernes del 4 de noviembre del año anterior, que dejó millones en daños y seis víctimas mortales, la historia se repitió con una furia aún mayor, poniendo de manifiesto que las lecciones aprendidas en el 2022 fueron insuficientes. A pesar de las advertencias sobre lluvias intensas desde el inicio de la semana, la magnitud del desastre sorprendió a la nación.

La directora de la Oficina Nacional de Meteorología, Gloria Ceballos, reveló que el territorio recibió 431 mm de lluvia, un 62 por ciento más que la cantidad registrada en el Distrito Nacional en el 2022. Esta lluvia histórica provocó el desplome de puentes, inundaciones y la saturación de un muro en el paso a desnivel de las avenidas Máximo Gómez y 27 de Febrero, que colapsó, aplastando cinco vehículos y causando la muerte de nueve personas, incluyendo ciudadanos extranjeros.

La tragedia ha reavivado el debate sobre posibles descuidos en la infraestructura. La caída de los muros norte, dirección este-oeste, sobre cinco vehículos ha suscitado interrogantes sobre la falta de cierre preventivo, a pesar de videos compartidos en redes sociales que mostraban el agua brotando por las ranuras en los muros horas antes del colapso.

El consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, abordó la cuestión del libre tránsito, señalando que, aunque el Poder Ejecutivo no puede restringirlo de manera absoluta, la población debe actuar con prudencia y sensatez, disminuyendo al máximo su circulación.

Como respuesta a los desafíos del tráfico, el Gobierno anunció la ampliación del horario del Metro de Santo Domingo hasta la medianoche y el cierre del tramo del paso a desnivel afectado.

Entre las víctimas, se confirmó la muerte de cuatro ciudadanos estadounidenses, identificados como María Nereida Martínez, embarazada de tres meses, y su esposo, el fiscal Michael Orozco, junto al matrimonio compuesto por Ramón Martínez y Awilda Sánchez, padres de la mujer en gestación. La Embajada de los Estados Unidos expresó sus condolencias y se prepara para brindar asistencia consular.

El director de Patología Forense, Dr. Santos Jiménez Páez, llevará a cabo autopsias a los cuerpos antes de su repatriación a Estados Unidos este lunes. El colapso del muro en la intersección de las avenidas 27 de Febrero con Máximo Gómez dejó un total de nueve víctimas mortales el pasado sábado 18.