Terremoto Mortal de Magnitud 7,6 Desencadena Esfuerzos de Rescate Urgentes y Desolación 73 Muertos hasta el momento

0
272

Las consecuencias devastadoras del terremoto que azotó la costa occidental del centro de Japón continúan revelándose, con autoridades locales informando hoy que al menos 73 personas han perdido la vida. Mientras las comunidades de Wajima, Noto y Suzu, todas cercanas al epicentro, sufren el impacto, los esfuerzos de rescate se intensifican en la carrera contra el tiempo para encontrar supervivientes entre los escombros.

En Wajima, una de las zonas más afectadas, 39 vidas se apagaron, seguidas por 23 en Suzu, 5 en la ciudad de Nanao, 2 en Anamizu, 2 en Noto, y una en Hakui y otra en Shiga. Las autoridades locales advierten sobre personas desaparecidas en otras partes de la prefectura de Ishikawa, donde continúan las labores de rescate. El número de heridos asciende a 323, con lesiones que varían de graves a leves.

Durante una reunión de gestión de la crisis, la policía local informó que se recibieron 121 informes de personas o grupos necesitados de rescate que aún no han sido atendidos, subrayando la magnitud de la tarea. Hasta ahora, se han desplegado alrededor de 1,000 efectivos, 22 aviones y 8 barcos para las operaciones de rescate e información sobre daños, pero se espera duplicar estos esfuerzos en las próximas horas, con la llegada de más bomberos y policías de todo Japón.

El terremoto, con epicentro a 30 kilómetros al noreste de Wajima, golpeó la península de Noto, una zona conocida por tener fallas activas. Clasificado como nivel 7 en la escala japonesa cerrada de 7, centrada en la capacidad destructiva, este sismo es el más grave en Japón desde el terremoto de 2016 en Kumamoto. Es el primer evento de nivel 7 registrado en el país desde 2018, cuando Hokkaido experimentó un terremoto de la misma magnitud.