Sigue en recuperación español inquilino complejo turístico herido por guardián, hotel se mantiene oscuro

Policiales

 

JOSE EMILIO ESPANOL

PUERTO PLATA.-Ha continuado recuperándose el ciudadano español José Emilio Rodríguez  inquilino del complejo Puerto Plata Beach Resort del Malecón, cuando se proponía penetrar al apartamento donde reside hace años y fue impedido por el guardián que supuestamente no le conocía, disparan el arma que portaba, una escopeta cuando dio la espalda.
Rodríguez fue intervenido en tres ocasiones por los médicos del Centro Bournigal que luego dispusieron que se mantuviera en cuidados intensivos por más de tres días. El guardián se mantiene preventivamente preso luego que el juez de la instrucción impusiera tres meses a petición del ministerio Público.
El periódico El Faro fue el que primero denunció la existencia de anomalías violatorias a disposiciones legales que registran contratos, por  parte de la administración contra inquilinos y co propietarios del hotel Puerto Plata Beach situado en el Malecón que el luce descuidado   en gran parte, cerrando sus principales puertas de acceso y completamente a oscura en horas de la noche,  con el objetivo de evitar la penetración de las personas que no sean autorizadas aunque estén viviendo en el lugar como inquilino o co propietarios, que es el caso del español que se recupera de las heridas recibidas y que obligaron a someterlo a tres cirugía .
No se hizo caso de parte de las autoridades de turismo sobre la advertencia   ya de peligro y el prestigio de Puerto Plata como destino y el país y un inquilino por poco pierde la vida,    gracias a la rápida intervención de médicos del centro Bournigal  Emilio Rodriguez,   salvo la vida y   se recupera paulatinamente luego   del   cartuchazo en el hemitoráx izquierdo por un vigilante privado, durante una acalorada discusión que   sostuvieron la tarde del pasado 15 de octubre en la entrada del hotel Puerto Plata Beach Resort, cuando el guardían se oponía a que este penetrara a la que ha sido su residencia hace tiempo en calidad de inquilino.

El extranjero herido es José Emilio Rodríguez Rivas de 66 años, quien recibió un disparo de escopeta del guachimán Luis Alfonzo González Mercado de 61 años , al servicio de la compañía. La agresión se cometió  por  González Mercado con la escopeta marca Maverick, calibre 12 milímetros, número MV69245U, propiedad de la compañía SAS, luego de que el ciudadano español le pidiera una explicación por impedirle la entrada a su apartamento ubicado en el hotel que antes era llamado Costa Atlántica ahora Puerto Plata Beach Resort de la avenida del Malecón local.
Se revelo que una gran cantidad de personas   fueron testigos oculares de este incidente, expresaron que el español herido se salvó en “tablitas”ya que al mismo hubo que practicarle tres operaciones para lograr salvarlo.    Luis Alfonso González  fue sometido y  le impuso una medida de coerción de tres meses y 15 días.

En tanto que el doctor Rafael Arévalo Castillo Cedeño,    abogado del español herido, aseguró que en las investigaciones realizadas por las autoridades del Ministerio Público se comprobó que el guardián disparó su arma de fuego contra su cliente en una actitud criminal hasta el extremo de que las municiones le causaron daños en el hígado, el estómago y los pulmones.
En la denuncia hecha originalmente por este medio, en  Puerto Plata Beach Resort existe una situación   denunciada por inquilinos y co propietarios  los que solicitarían  la intervención de las autoridades a fin de evitar que hiciera daño al turismo que será relanzado oficialmente el próximo año, cuando termine la gran inversión que hace el sector público y privado. La diputado Graciela Fermín se mostró interesada en solicitar la intervención de las autoridades mediante resolución de la cámara de diputados, pero no recibió a tiempo los documentos solicitados y tuvo a tris de terminal en una tragedia con el intento de muerte del español José Emilio Rodríguez.
La compañía que tiene a su cargo la administración dirigida por uno de los propietarios mediante carta a los inquilinos y co propietarios ha solicitado que estos abandonen los apartamentos que aculan alegando que el alza en los servicios electricidad y agua potable ha sido aumentado y que ellos no están en capacidad de pagarlo.
En una comunicación dirigida al director del periódico El Faro se expresa que la petición tiene como base la remodelación y acondicionamiento de la instalación con el objetivo de estar preparado para el relanzamiento.