REsulto pequeño el Anfiteatro Puerto Plata en el festival del Ron

Déjate querer” se escuchó al acorde perfecto de los timbales, las congas y la voz de Gilberto Santa Rosa. Nadie se resistió al encanto musical del “Caballero de la Salsa” la noche del sábado que alumbró con la fogata de sus ritmos la madrugada de Puerto Plata, calentando a miles de fanáticos que bailaron y corearon, enamorados de su propuesta desbordada de calidad interpretativa y sentimientos.

Éxito tras éxito, el sonero hizo un recorrido por sus canciones bailables, las románticas, los boleros, sin olvidar esas salsas clásicas que lo han catapultado como uno de los grandes del género. En el recorrido musical, el afamado artista elogió el amor e hizo odas al desamor, cada interpretación superaba a la anterior, al público le gustó su estrategia, retribuyéndole con efusivos aplausos.

El público mixto, compuestos por jóvenes y adultos de diferentes partes del país y el mundo, visiblemente emocionados, disfrutaron del artista boricua, quien, aunque no les bajó “un montón de estrellas”, les hizo sentir como si estuvieran en ellas desde en el Anfiteatro ubicado en el parque Juan Lockward.

En su primera oportunidad en el escenario del norte, el “salsero del amargue”, como se autoproclamó, cantó por dos horas, en una noche que calificó como “La noche feliz, la noche perfecta”.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

LEAVE A COMMENT

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: