Requiere de mucho sacrificios salvar el tor

0
313

Los dueños y los accionistas de los equipos tienen que hacer grandes esfuerzos y sacrificios para hacer posible el montaje del torneo de béisbol profesional dominicano 2020-2021.

Son muchos los inconvenientes que se presentarán de aquí a noviembre, fecha prevista para la inauguración del campeonato.

Los presidentes de los equipos: Domingo Ernesto Pichardo del Licey; José Miguel Bonetti Du-Breil, Escogido; Luis Rodríguez Amiama, Toros del Este; Samir Risek, Gigantes del Cibao; Miguel Feris Chalas, Estrellas Orientales y Adriano Valdez Russo, de las Águilas Cibaeñas, tienen una enorme responsabilidad, pues nadie puede prever lo que pasará en los próximos meses con la pandemia del Covid-19.

Los presidentes de los equipos tienen puestos ejecutivos de alto nivel en diferentes empresas y con los problemas del coronavirus tendrán de seguro, serios compromisos económicos, lo cual dificulta la elaboración de los presupuestos.

Lo cierto es que en los actuales momentos, es sumamente difícil hacer presupuestos objetivos para cada uno de los conjuntos, pues se desconocen las propuestas de la Federación Nacional de Peloteros, las inversiones en los refuerzos, pago de hoteles y personal de oficinas, entre otras prioridades.

La situación que se presenta no es fácil. Esos veteranos dirigentes de mil batallas: del Licey, Escogido, Toros, Águilas, Gigantes y Estrellas, saben mejor que el marchante que suscribe, lo complicado que está el país con el covid-19.

Algo que favorece la realización del campeonato, es que la mayoría de los presidentes de los equipos han enfrentado graves problemas y con paciencia y sabiduría han sabido vencer las dificultades. Y eso hay que reconocerlo.