Renuncia viceministro por escandalo de compra sobrevaluadas

0
331

El viceministro de la Presidencia de Panamá, Juan Carlos Muñoz, dimitió este lunes tras el escándalo de la compra, ya frustrada, de respiradores para pacientes graves de COVID-19 a precios exorbitantes, que desató duras críticas en el país y llevó a la Fiscalía a abrir una investigación por presunta corrupción.

El presidente panameño, Laurentino Cortizo, informó de que aceptó la renuncia que Muñoz le presentó y en un mensaje en Twitter habló de la “labor fundamental” desempeñada por el ahora exfuncionario “para garantizar el abastecimiento de equipo e insumos médicos de manera correcta, dentro de las condiciones actuales y demanda mundial”.

UN PRECIO ESCANDALOSO

El escándalo se desató cuando la semana se conoció que el ministerio de la Presidencia, cuyo titular es también vicepresidente la República, José Gabriel Carrizo, había comprado 100 respiradores portátiles para pacientes graves de COVID-19 con un costo de 48.950 dólares cada uno a una empresa identificada por la fuentes periodísticas como Muriba Company Inc.

El presidente Cortizo asignó al ministerio de la Presidencia y no al de Sanidad, como parte de la estrategia de su Gobierno contra la pandemia en curso, la responsabilidad de la compra de todo tipo de equipos y materiales sanitarios.