Protocolo, comunicación y turismo: Una relación obligada

 

 

 

Cuando alguien nos pregunta por el protocolo, nuestra mente se va inmediatamente al conjunto de reglas de formalidad que rigen los actos y ceremonias diplomáticos y oficiales. Es lo que se conoce popularmente como “cumplir con el protocolo”.

Unas normas que se han creado a lo largo de los años por profesionales que tienen objetivos de estrategia y comunicación bien definidos. Con un evento ”protocolario” se busca algo muy concreto, transmitir una imagen muy determinada o mandar un mensaje a la población. Por ejemplo, las últimas y cuidadas apariciones de la Princesa Leonor, donde la Casa Real quiere ir mandando claros mensajes sobre el papel de la que está destinada a ser la futura Reina de España.

Otros ejemplos menos afortunados son los siempre comentados actos del presidente Trump en la recepción de las autoridades extranjeras, más habituadas a cumplir ciertas normas de respeto, cortesía o educación.

Sin embargo, el protocolo es más que los eventos de los gobiernos o de las casas reales. El protocolo es también el conjunto de reglas de cortesía que se siguen en las relaciones sociales y que han sido establecidas por costumbre.

Obviamente, estas normas de cortesía son diferentes en cada cultura y en cada país por lo que existen cientos de protocolos en el mundo, que son el resultado de las diferentes experiencias de vida de los ciudadanos, del clima, de las condiciones de vida, etc. Así, y sin querer generalizar, no es lo mismo la simpatía y la hospitalidad caribeña o latina que la aparente seriedad de los países del norte y este de Europa

Cada vez que un turista viaja se genera un pequeño acto de protocolo y comunicación y es allí donde todos nosotros podemos mejorar la imagen de la isla. Cuando un turista llega a la República Dominicana y el policía de Aduanas, el taxista o el conserje del hotel le recibe con una sonrisa y un saludo amable, habremos hecho mucho para crear una primera buena sensación.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

LEAVE A COMMENT

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: