Policía investiga dos mujeres acompanaban hermanos López

Policiales Portada
Jefe PN y relacionistas 

SANTO DOMINGO.- El jefe de la Policía Nacional, general Manuel Castro Castillo dijo que junto a los hermanos López Méndez, quienes fueron asesinados a tiros en un enfrentamiento con miembros de la institución estaban dos mujeres y dos niños, las primeras detenidas para fines de investigación.

El jefe policial sostuvo que las mujeres, cuyos nombres rehusó mencionar, abandonaron la casa momentos antes del enfrentamiento donde cayeron los hermanos Omar y Alex López Méndez en un supuesto intercambio de disparos.

Señaló que las personas salieron ilesas y que fueron enviadas a la Dirección Central Norte de la Policía Nacional,  en manos de la Dirección Central de Investigaciones Criminales para junto al Ministerio Público determinar los vínculos que tenían con los hermanos López Méndez.

“Las dos mujeres se están investigando para saber si estaban en el interior de la casa, así como qué participación de apoyo o su relación afectiva que pudieran tener con los hermanos López Méndez”, preciso el jefe policial en una improvisada rueda de prensa.

Castro Castillo manifestó que también está siendo investigado el dueño de la casa donde cayeron los  hermanos Omar y Alex López Méndez, ubicada en la polvorienta calle María de Toledo, en el kilómetro 24 de la autopista Duarte en un barrio de acceso complicado, para establecer la relación entre ellos.

El dueño de la residencia, cuyo nombre tampoco se mencionó, es investigado por el cuerpo del orden, a pesar de que éste declarara a los investigadores, que los hermanos López Méndez alquilaron la casa sin documentos y pagaron sus depósitos.

Castro Castillo, quien se encontraba en compañía del vocero policial coronel Jacobo Moquete,  reiteró el historial delictivo de los hermanos López Méndez, señalando que están involucrados en atracos, asesinatos y al narcotráfico.

Asimismo, advirtió que ningún delincuente puede desafiar a las autoridades en el país y que tampoco permitirán que ningún antisocial ponga en vilo o bajo amenaza o  temor a la sociedad dominicana.