PLD no ha tenido una oposición fuerte

El gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se vende como una fuerza invencible porque teniendo a mano todos los poderes del Estado -y también de una parte de la sociedad- se proyecta como una fortaleza inexpugnable. No lo es.

La fuerza de un partido en el gobierno es proporcional a la justeza, acierto y determinación política del liderazgo de la oposición que la confronta. El pueblo siempre será de quien encarne sus intereses y sepa movilizarlo por una causa justa.

Pero como el PLD nunca ha tenido una oposición verdadera, salvo en los primeros meses de su primer gobierno que un vigoroso movimiento popular le plantó cara y Leonel Fernández y Danilo Medina lo conjuraron convenciendo a José Francisco Peña Gómez en la cama de un hospital de Estados Unidos -adonde enviaron al mismísimo Juan Bosch que tanto lo adversara- para que sacara al PRD de la protesta popular contra el primer “Paquetazo” neoliberal, sus gobiernos han navegado con el viento a su favor.

Aquella vez, otoño de 1997, los colectivos populares que dirigían principalmente Ramón Almánzar -fallecido – y Virtudes Álvarez, plantaron un verdadero desafío al gobierno que recién asumido, prefirió aumentar estrepitosamente los salarios de los funcionarios a niveles inimaginables mientras mantenía congelados los ingresos de los trabajadores, entregaba las empresas públicas a manos privadas (ingenios, tierras, molinos, fábricas) y acudía masivamente al endeudamiento público, tanto externo como interno.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

LEAVE A COMMENT

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: