Plan Regulador Costa Norte , leyes de incentivos e infraestructura

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Pablo Plácido

juanpabloplacido@hotmail.com

El Plan Regulador de la Costa Norte nació y se desarrolló acompañado

de la ley 153 del año 1971, sobre  Promoción e Incentivo  del Desarrollo

Turístico. Bajo la sombra de sus beneficios fueron construidas en la zona

más de la mitad de las habitaciones hoteleras  existentes en nuestro país.

Esta legislación otorgaba beneficios fiscales a los inversionistas nacionales

y extranjeros que participaran en el sector. Estuvo vigente hasta el año

1992, cuando se introdujo una nueva legislación tributaria, ley 11-92. La

mencionada legislación exoneraba  a los inversionistas del pago del 100%

de impuestos sobre la renta,  exención de impuestos de construcción,

exención de impuestos sobre constitución de compañías, exención

de impuestos por importación, exención de impuestos nacionales y

municipales de Patentes y Espectáculos Públicos. Indudablemente,

durante la vigencia de esa ley la industria turística  creció de manera

sostenida. En toda la Costa Norte, por ejemplo, se construyeron

aproximadamente quince mil habitaciones hoteleras, permitiendo alojar el

30%  de visitantes que venía al país.

Con la entrada en vigencia del Código Tributario, sin embargo, cesaron

los beneficios de la ley 153 y, por supuesto, empezaron a notarse algunos

signos de decrecimiento  y cansancio en este destino.

Más tarde sería promulgada una nueva ley de incentivo turístico, me

refiero a la actual ley de incentivo conocida como ley No. 158 de Fomento

al Desarrollo Turístico para los Polos de escaso Desarrollo y  Nuevos Polos

en Provincias y Localidades de gran Potencialidad. Esta  legislación creó,

además, el Fondo Oficial de Promoción Turística.

Como se puede notar, la ley 158 deja a su suerte a los Polos Turísticos

ya existentes, privilegiando tan sólo a aquellas localidades del país con

grandes potencialidades para un  desarrollo turístico futuro. Esta ley tiene

vigencia por diez años. Para la Costa Norte  la ley 158 no aporta ningún

beneficio.

Está muy bien que se descubran  o promuevan nuevos destinos, pero no

es justo que los ya existentes se dejen derrumbar. En consecuencia, los

beneficios de la ley 158 deben ser extendidos a todo el país o, en su lugar,

promulgar una ley de incentivos que alcance a esta región, región  que

ha demostrado ser la más completa del país en cuanto  a  condiciones

naturales y culturales para desarrollar el negocio turístico

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: