Periodistas políticos ?

No se debe cuestionar la simpatía o ideas políticas de los periodistas. De hecho, la política es una especialización que por lo general la ponen en práctica quienes han tenido militancia partidista o en alguna organización de corte social. Algunos abrazan causas que necesariamente no tienen carácter de partido, pero sí política.
Se ha dicho que el ser humano es un animal político, no hay que ponerlo en duda, lo que sí es  cuestionado que un profesional del periodismo se deje arrastrar por la pasión partidista y abandone su condición de servir a  todos, como debe ser y sólo lo haga a favor de una organización, un líder o un candidato, manteniendo una posición de favoritismo para quien sirve y desgraciando a los adversarios, a quienes observa errores sin aceptarse del otro  un paso positivo.
Un profesional de la comunicación no está obligado a ser imparcial, pocos podrían auto titularse como tal, pues de una forma u otra  todos practicamos la política y el que menos,  vota en las elecciones. Tampoco se prohíbe la militancia partidista de un periodista, no importa cuál sea el rol en un medio de comunicación, comentarista, analista, emisor de informaciones, lógicamente que pierde credibilidad manteniéndose en un medio de comunicación jugando al «imparcial» y  condenando todos los actos de los adversarios de su organización o líder.
Un ejemplo socorrido en medio de la libertad de expresión y difusión del pensamiento es el  hecho de que los «periodiquitos» que eran órganos oficiales de los partidos de oposición perdieron su esencia e importancia, pues definitivamente ahí usted leía solamente lo que le interesaba al partido en cuestión o sus dirigentes.  Entonces ya no hay razón para hacerlo, además quién se propone leer algo estando consciente de la  parcialidad? Sólo los que responden o siguen esas ideas, pues los demás ya conocen la posición del escritor.
Muchos políticos tratan de ganarse los periodistas, de hecho,  consiguen algunos, pero no a todos. Claro está que es deber del periodista o comunicador que labore para un medio atender el llamado de todo lo que sea noticia, darla a conocer, comentarla y analizarla con la objetividad que exige la norma, dejar de hacerlo es auto sepultarse. Han sido muchas las plumas brillantes que dejaron de recibir la atención de lectores, así como comentarios y analistas de radio y televisión por parcializarse. Cito el nombre de un periodista que fue miembro del comité central y político del Partido Comunista Dominicano (PCD), no dejó de ser periodista nunca, aunque era de conocimiento de muchos, comenzando con la seguridad del gobierno de los 12 años, Orlando Martínez, asesinado vilmente, pero se atrevieron a decir que era parcial, que sólo veía lo negativo del gobierno, pues enfrentó a todos los líderes, polemizó con ellos y mantuvo en relieve su condición de periodista. Incluso asistió a ruedas de prensa en el Palacio Nacional enviado por su periódico cuando el doctor Joaquín Balaguer convocaba mensualmente a los periodistas.
No todos podemos ser iguales, pero si aspirar que se registre un comportamiento ético  sin que tengamos la libertad de expresarlo y desearlo para nuestros compañeros. Cerrarle el canal a un adversario, es auto descalificarse para criticarlo cuando haya que hacerlo. No se puede practicar una profesión a medias, si el periodista actuara como el médico tendrá que no salir del «quirófano hasta no terminar la cirugía» o se sirve a todos por igual o se dedica  hacer programas o periódicos al servicio  de  los intereses del partido y el líder como lo hizo Juan Bosch con su ´´Vanguardia del Pueblo,´´ el que prácticamente dejó de ser popular cuando llegó al gobierno el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
augustovasq@gmail.com

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: