No hubo acuerdo en el Comité de Salarios

Economicas

Salario, sin acuerdoSANTO DOMINGO. La segunda reunión del Comité Nacional de Salarios (CNS), efectuada ayer en el Ministerio de Trabajo, terminó sin avances significativos que les permita a los trabajadores del sector privado no sectorizado acercarse al aumento salarial de un 30% propuesto por las centrales sindicales ante ese organismo tripartito hace varios meses.

El sector empresarial, representado por la Confederación Patronal Dominicana (Copardom), que había asistido a la convocatoria anterior sin propuesta, esta vez estuvo presente en la reunión con una oferta verbal de que, además de la discusión de un aumento salarial, también sea conocido en ese escenario el tema de la clasificación de las Mipymes, pero la misma fue rechazada, de inmediato, por el sector sindical.

“Particularmente nosotros estamos planteando que en conjunto con el incremento salarial se aplique la Ley 488-08 en lo referente a las Pymes que tienen una clasificación salarial diferente de la que está estipulada, y que hasta el momento no se ha cumplido”, dijo el presidente de Copardom, Joel Santos.

Por tal razón, los miembros del CNS acordaron que se convoque nuevamente a ese organismo de discusión dentro de un mes, a fin de que los empresarios puedan llevar una propuesta por escrito que responda a la que ya han planteado los representantes de los trabajadores solicitando un 30% de aumento salarial.

El presidente de la Conferación Autónoma Sindical Clasista (CASC) Gabriel del Río Doñé, manifestó que la acción del empresariado de llegar al CNS sin una propuesta de aumento salarial concreta, lo que busca es dilatar la aplicación del incremento salarial que demandan los trabajadores.

“El sector empleador volviendo a darle larga… no trajo una propuesta concreta, sino lo que quiere es que se discuta el problema de las Pymes, como un punto fundamental para ellos actuar en cuanto a salarios”, indicó Del Río Doñé, quien consideró que este no es el momento ni el escenario para discutir la clasificación de las Pymes.

Sin embargo, ante lo que los trabajadores consideran como una estrategia del sector empresarial, el hecho de que se postergue el acuerdo salarial, Abreu entiende terminará favoreciendo los empleados con un incremento retroactivo.

“Nosotros estamos planteando un retroactivo del aumento salarial a julio del año 2014, entonces como estamos planteando un retroactivo de ese nivel, nosotros consideramos que el tiempo que podamos perder se recupera con el retroactivo”, indicó el sindicalista.

En ese sentido, Abreu exhortó a los empresarios a “no dar muchas vueltas”, y que se preocupen por presentar una propuesta por escrito con argumentos, así como ya lo hizo el sector de los trabajadores.

“Esta gente que tienen muchísimos técnicos, asesores y gente que ha estudiado en muchas universidades del mundo. Resulta que el argumento planteado por estos trabajadores ellos no pueden responderlo con números de manera escrita para facilitar el debate, sino que evaden hacerlo, entonces por eso el CNS los emplazó, y dijo que den respuesta al documento de las centrales”, expresó Abreu.

Aunque la reunión de ayer se extendió por más de una hora sin tocar la parte del porcentaje que se deberá aumentar a los trabajadores, el presidente del CNS, Félix Hidalgo, manifestó que estaba satisfecho con el conversatorio que se desarrolló entre los distintos miembros de ese organismo.

Enfatizó que al término de la reunión se le solicitó a los empresarios que para la próxima convocatoria lleven su propuesta por escrito a fin de compararla con la del sector sindical y de esa manera poder buscar un consenso entre los sectores empleador y trabajador.

La propuesta de los sindicalistas expresa que en el año 2006, 45,241 empresas comerciales, de manufacturas y agropecuarias declararon tener un Patrimonio ascendente a RD$491,397 millones y 60,917 empresas comerciales, manufacturas y agropecuarias declararon RD$783,427 millones en el 2011, lo que evidencia el crecimiento, tanto de las empresas como del patrimonio empresarial.

Explica que mientras el patrimonio empresarial crece sin cesar ante los ojos de los trabajadores, el costo de vida de los empleados aumenta y se quedan sin capacidad para enfrentarlo.

Aumento de 30% 

Si los empresarios aceptaran la propuesta de aumentar un 30% a los empleados del sector privado, el salario mínimo más alto en el país sería de RD$14,679, monto que aún así seguiría por debajo del promedio del costo de la canasta familiar, que según el Banco Central es de RD$23,042.65.

Pero de acuerdo con las estadísticas de inflación que ha aportado el Banco Central, se hace difícil que el sector de los trabajadores consiga un aumento con este porcentaje.