Murió Ricardo Reyes (Macabón)

Na­ció el 19 de ju­lio del 1945
Hi­jo de los se­ño­res Ra­món Oli­vo y Jua­na Re­yes, te­nía 8 her­ma­nos to­dos fa­lle­ci­dos don­de el era el so­por­te de to­dos.
Na­ció en San Mar­cos Arri­ba, don­de trans­cu­rrie­ron sus pri­me­ros años de su vi­da. Lue­go se tras­la­dó a la ciu­dad en bus­ca de me­jor suer­te, se de­di­ca al tra­ba­jo ar­duo en el mue­lle y des­de ahí co­mien­za lo que  fue  su de­di­ca­ción y amor al tra­ba­jo se­rio y te­so­ne­ro.
En el 1960 se une a la se­ño­ra Ma­ría Lui­sa Gar­cía, don­de pro­crea­ron 7 hi­jos de los cua­les le so­bre­vi­ven 5   Al­ta­gra­cia, Jo­sé, So­nia, Or­fe­li­na, Pe­dro,  Nancy y Lour­des (fa­lle­ci­da).
Ma­ca­bón en el 1965 ini­cia la ven­ta de qui­nie­las y bi­lle­tes de don­de man­tu­vo su fa­mi­lia y for­jó a sus hi­jos pro­fe­sio­na­les y útil a la so­cie­dad de puer­to­pla­te­ña  en di­fe­ren­tes áreas del sa­ber co­mo son: la Con­ta­bi­li­dad, En­fer­me­ría, Me­di­ci­na, In­ge­nie­ría, co­mer­cian­tes, eba­nis­ta y otros.  Con un ca­rác­ter fuer­te y rec­to pe­ro con un co­ra­zón no­ble y lle­no de amor pa­ra con su fa­mi­lia y los de­más.
Ma­ca­bón era una per­so­na con una tra­yec­to­ria de tra­ba­jo im­pre­sio­nan­te ya  que con los po­cos co­no­ci­mien­to de es­tu­dios do­mi­na­ba los ne­go­cios de los nú­me­ros con una des­tre­za im­pre­sio­nan­te, era una per­so­na hu­ma­ni­ta­ria a car­ta ca­bal, ya que no pen­sa­ba dos ve­ces pa­ra ha­cer el bien sin dis­tin­ción de per­so­na, no te­nía pri­vi­le­gio pa­ra sus hi­jos, fa­mi­lia­res, ami­gos y ve­ci­nos a to­dos los tra­ta­ba igual des­de el más hu­mil­de o has­ta al más en­cum­bra­do de la so­cie­dad puer­to­pla­te­ña. Con un sen­ti­do del hu­mor in­con­fun­di­ble, pues sus com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo y ne­go­cios  di­cen que han per­di­do un gran  ami­go, ya que nun­ca al­ber­gó ren­cor pa­ra con na­die, se de­di­ca­ba has­ta  su muer­te a cam­biar che­ques en el par­que cen­tral don­de man­tu­vo to­do ti­pos de  clien­tes.
En los ban­cos era fa­mo­so por su for­ma pe­cu­liar de ha­cer las fi­las don­de des­de los ca­je­ros has­ta los eje­cu­ti­vos ya sa­bían cuan­do en­tra­ba Ma­ca­bón al ban­co.
Su fa­lle­ci­mien­to sor­pren­dió  a la co­lec­ti­vi­dad puer­to­pla­te­ña,  (fa­mi­lia­res, co­mer­cian­tes, ami­gos  y ve­ci­nos).
El 1 de Sep­tiem­bre 2010, Puer­to Pla­ta  per­dió un gran ser hu­ma­no que du­ra­rá mu­cho tiem­po pa­ra na­cer otro igual, le pe­di­mos al Dios To­do­po­de­ro­so que lo ha­ya re­ci­bi­do co­mo él re­ci­bía a to­dos sus clien­tes.
“Al fi­nal del ca­mi­no de la vi­da, no te pre­gun­ta­rán QUÉ TIE­NES, si­no QUIÉN ERES. “Tú eres la ma­yor ri­que­za pa­ra ti mis­mo y esa ri­que­za na­die pue­de qui­tár­te­la. Por­que tú no eres lo que tie­nes, si­no lo que eres.“ Re­né Tros­se­ro.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: