Murio Juan Gabriel de inforto estabaen Santa Mónica

Noticia Portada Sociales

artistas-se-conmueven-ante-muerte-del-divo-de-juarezJuan Gabriel dejó más que complacido anoche al público que viajó hasta Hard Rock Hotel. El artista se ganó todos aplausos por el repertorio escogido y la tanta entrega en el escenario, en el que se hizo acompañar de una excelente orquesta con mariachi incluido.

El cantautor mexicano da riendas sueltas a un derroche de canciones de amor y desamor, con un carisma reservado para los grandes y una propuesta que a pesar de la aplaudida sobredosis de amargue no dejó de ser divertida.

Su versatilidad es latente en cada canción. Y a cada una de ellas le imprime su más profundo sentimiento, más que voz o interpretación porque en eso sí que los años lo podrían delatar. Además, no se para a cantarlas de manera rutinaria, sino que las vuelve un teatro en el que es actor principal y en el que también participan sus músicos y coristas.

Los aplausos son ganados. Y merecidos. Desde que salió al escenario, coqueto, con garbo y dominio, el “Divo de Juárez” generó algarabía.

“¿Qué dice República Dominicana? Canten conmigo!!!”, fueron sus primeras palabras y “Siempre en mi mente” su primera canción, seguida de “Insensible, “Abrázame muy fuerte, “He venido a pedirte perdón” y la más emblemática de sus más de 40 años de carrera: “Querida”.

Un total de 18 músicos (entre metales, trompetas, trombones y saxofón) componían una formidable orquesta a la que se unió un mariachi de 10 rancheros que crearon una plataforma musical de extraordinaria fuerza musical sobre el escenario. Con ellos armó un tremendo goce.

El mariachi agita los sentimientos. A los hombres les da por empaparlo en tequila, whisky o ron. Pero es con las canciones de Juan Gabriel que eso parece más urgente.

Los temas de Juan Gabriel son fáciles de asumir como propios porque tocan hasta lo intangible: “Pero qué necesidad”, “Me nace del corazón”, “La Farsante”, “Se me olvidó otra vez”, “Yo no nací para amar”, “Te lo pido por favor”…

La catarsis del mariachi no paraba, el coro de la multitud tampoco, sobre todo en aquellas canciones más cercanas a estos lados del Caribe, como la infaltable “Hasta que te conocí” o su primer éxito en República Dominicana: “Inocente pobre amigo”.

En momentos la sala del hotel Hard Rock se transformaba casi en karaoke colectivo. “Amor Eterno” le da casi al final esas pinceladas de sublimidad que tienen muchos de sus temas.  “Así fue”, composición que su amiga Isabel Pantoja le dio otros matices y la acercó a Latinoamérica, tampoco faltó. Y con “¿Por qué me haces llorar?” le dio al concierto un cierre teatral con copa de vino en manos y “chorreándola” sobre el público.

Tras despedirse, en pantalla apareció el siguiente mensaje, como el resumen de lo que han sido sus 65 años de vida: “Felicidades a toda la gente que está orgullosa de ser como es”.