Murió Fausta Toribio Ventura de Florián

 

 

 


Juan Ventura

Murió en la ciudad de los rascacielos, New York, el pasado jueves 27 de septiembre de 2012, la puertoplateña Fausta Toribio Ventura de Florián (a) Nonó, a la edad de 69 años, después de haber luchado en contra de una enfermedad que la postró en cama. Su cadáver fue traído al país el 2 de octubre y enterrado al otro día en el Cementerio Cristo Redentor de Santo Domingo.
Su muerte consternó a los puertoplateños residentes en la gran urbe e igualmente
en Santo Domingo y Puerto Plata, donde era oriunda. Ha muerto una mujer buena y admirada por sus familiares, amigos y allegados. Siempre será recordada por sus dones de bien y desprendimiento de lo material.
Tanto en su país de origen como en New York, que la acogió como su segunda patria, llevó una trayectoria de vida honesta y trabajadora, de la cual sus familiares y
amigos se sienten orgullosos.
Doña Nonó se convirtió en el eje principal de sus hermanos. Siempre iba en ayuda económica de éstos en los momentos de apuros. Era caritativa con los pobres hambrientos y con el prójimo.
Desde la adolescencia se dedicó al trabajo productivo como doméstica y trilladora de café en los almacenes de las compañías: Exportadora, Munné, Bordas.
Fausta Toribio Ventura nació en Maimón, Puerto Plata, el 3 de marzo de 1943, hija de  Nicolás Toribio, quien trabajó como agricultor en el campo.  De la pareja Toribio—Ventura, además, nació Rosa. De madre tuvo dos hermanos más: Gloria (nació en Puerto Plata  y Juan Ventura  en Maimón, Puerto Plata).  Tuvo varios hermanos de padre, con los cuales mantuvo contactos permanentes. Siendo una adolescente su  madre e hermanos emigraron en el año 1953 de Los Caños, Maimón, en plena Era de Trujillo, a la ciudad de Puerto Plata en busca de mejor situación económica para su desenvolvimiento.  Se establecieron en La Rigola, hoy Ensanche Eduardo Brito, en una casa alquilada a los padres del periodista y educador Rafael Díaz Gómez.
Su madre compró una casa en Los Callejones (hoy Ensanche Dubocq) en 1957 y se mudaron en aquel barrio, en compañía de sus cuatro hermanos y padrastro Rogelio.
Fausta Toribio Ventura apenas pudo llegar hasta un tercero de primaria, por los exiguos recursos económicos de sus padres.  Trabajó en la casa de los esposos Teófito Acosta y Aleja de Acosta en Puerto Plata como doméstica. También trabajó en  Paiewonsky e hijos, C. Por A., como trilladora de café junto a María Vásquez Ramos (fallecida), Aura Wells (Lilín), Hilda María García (Nine), Confesora Sandoval Cabrera, Justina Almonte, Olivia Campusano, Andrea Mejía (Chilín), Ana Vásquez, Petra Díaz, Alejandrina Messón (Sabina, fallecida), Luz María Díaz, María Almonte, Luisa Ortega (fallecida), Juana Almonte (Juanita, fallecida), Aura Santos (Lala), Paula Santos (Panana), Carmen Santos (fallecida), Hilaria García (Idalia), Ramona Vargas, Chana García y otras tantas.
En el año 1961 se unió en pareja con el militar Polibio Florián hasta el día de su
muerte y procrearon dos hijos: Ingrid Xiomara (fallecida) y Ángel Polibio Florián
Ventura. Además, había procreado anteriormente otra hija la mayor: Silvia Ramona.
Dicho matrimonio se estableció a vivir en Santo Domingo. Allí nacieron sus
hijos y recibieron parte  de su educación. Continuaron sus estudios en New York.
Por alrededor de cinco años Nonó trabajó como operaria en la Industrial Textil,
aprendió a coser y por muchos años fue modista en Santo Domingo.
Se preocupó en darles educación a sus hijos y guiarlos por el camino del
bien. Su hijo varón Ángel Polibio Florián Ventura estudió medicina en la Universidad
Autónoma de Santo Domingo (UASD), hoy en día es un reputado médico. Se especializó en Ginecología y Obstetricia.
El 13 de agosto de 1983, cuando tenía 40 años de edad, logró emprender viaje
a New York junto a su familia, gracias a una petición que había hecho su esposo Polibio Florián, que inmigró del país a New York por el status quo en que se encontraba el país como consecuencia del gobierno del licenciado Joaquín Balaguer Ricardo, iniciado el 1 de junio de 1966. Luego pidió y se llevó a su hija Silvia Ramona Núñez Ventura y sus dos nietos a New York.
El fallecimiento de su hija Ingrid Xiomara Florián Ventura, acaecida el 4 de junio de 1998, fue un duro golpe para la familia Florián-Ventura. Doña Nonó se hizo ciudadana estadounidense por conveniencia, pero siguió siendo una dominicana que amaba y quería a su país.
Desde hacía algunos años se encontraba pensionada del Gobierno de los
Estados Unidos al igual que su esposo Polibio Florián.
Quiso y amó intensamente a su esposo, tres hijos y seis nietos.
Deberá ser recordada siempre como una mujer desprendida y apegada a sus familiares y amigos.

!Paz eterna a sus restos!

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: