Mercado de Las Pulgas da vida a cientos de personas que dependen de venta de tejidos usados

PUERTO PLATA.- Son muchos los ciudadanos que esperan cada martes y miércoles  visitar las tiendas de tejidos usados o Mercado de  Las Pulgas como se conoce popularmente, para comprar una gran variedad de mercancías que allí se venden cada semana.
Este estilo de venta informal se inició en el Mercado modelo de Puerto Plata. Luego los vendedores fueron desalojados de esa plaza, siendo el ingeniero Carlos Troche síndico, lo que llevó a que los dueños de las tiendas compraran los terrenos donde hoy están establecidos ya hace 15 años.
El mercado de “Las Pulgas” es un mundo, pues allí se puede encontrar lo que menos se imagina. Este es un negocio que da vida a cientos de ciudadanos que desde allí sacan el sustento para sus familias.
La Asociación de Vendedores de Tejidos Usados Incorporada, es una institución sin fines de lucro, amparada en la ley 520 del año 1961, según nos informa su presidente  Miguel Ángel Martínez de la Cruz, quien ha dirigido la entidad en cuatro períodos de dos años cada uno.
Según Martínez de la Cruz, la ropa que se vende en el Mercado de Las Pulgas llega de diferentes lugares, como: Dajabón, Jimaní, Estados Unidos y otros, por medio de pacas que entran al país. Los vendedores vienen de también de diferentes zonas de República Dominicana, y aunque su mayoría son haitianos los hay dominicanos.
Dice que la Asociación de Tejidos Usados de Puerto Plata  tiene 84 propietarios de locales, sin tomar en cuenta la cantidad de los que tienen mesas instaladas frente a los diferentes locales fijos. La entidad que los agrupa les cobra entre 20 y 30 pesos de  impuesto a esos vendedores. Los que tienen locales fijos pagan 100 pesos.
Manifiesta  que esa plaza es un lugar donde la gente encuentra toda una variedad de precios asequibles al público. ”Se puede encontrar  ropa de marca  que en otro lado le cuesta mucho dinero”.
Es sorprendente el movimiento económico que genera el Mercado de Las Pulgas, además de los vendedores normales, allí hay cafetería, cargadores de bultos, casetas de alquiler para guardar bultos y mercancías,  vendedores ambulantes, como los
de CDs, celulares, heladeros, cuidadores de motores, están los que rentan mesas, vendedores de comidas para los dueños de las tiendas y mesas, prestamistas, pregoneros. También camioneros que transportan las mercancías de los
diferentes lugares. Incluso están los discapacitados, que cada semana se apostan ahí para también buscarse lo suyo con las personas que asisten a comprar, y los buscones que tratan de vender mercancías de otras personas a un precio para sacar lo suyo.
Aunque el Mercado de Las Pulgas está en Puerto Plata  y beneficia una gran cantidad de puertoplateños, la realidad es que los vendedores llegan de todas partes del país. Santiago, Santiago Rodríguez, Montecristi, La Vega, Santo Domingo, Nagua, entre otros.
Dijo Miguel Ángel Martínez de la Cruz, que este mercado  más que un negocio es una gran necesidad, ante la recesión económica que vive el país. Entiende que con poco dinero una persona puede andar bien vestida, ”porque aquí hay desde ropa sencilla hasta la más elegante y a mejor precio que en las tiendas convencionales”.
Indicó que allí, no sólo se vende ropas usadas, existen tiendas con mercancías nuevas y de marcas reconocidas. Estos operan la semana entera, incluso los domingos. Además, dijo que en Las  Pulgas se alquilan y venden trajes de vestir, de novias, incluso hay sastres y modistas que también se ganan la vida haciendo arreglos a cualquier prenda de vestir. A continuación hablan los vendedores:

EUDY CARRASCO
Una de las cosas buenas que he encontrado en el Mercado de Las Pulgas de Puerto Plata, es que no hay ladrones como en otros lugares donde vendo. La seguridad es muy buena, y la gente es decente muy amable. Eudy Carrasco Richardson, vende mercancías nueva, ropas para mujeres al por mayor y detalle.

FRANCISCO VÁSQUEZ
Me establecí aquí desde que Las Pulgas  estaban en el mercado modelo. Tengo un puesto fijo.  La gente opta por comprar  aquí por la variedad en la ropa que se vende.  Son muchas las personas de clase media y alta, estudiantes universitarios que van cada semana en busca de sus carteras, bultos, zapatos de marca o otra variedad de mercancías.
Un dato que hizo  notar en señor Francisco Vásquez, es que en su gran mayoría  los  vendedores  profesan la fe cristiana, lo que a su juicio es una garantía del buen servicio que se les da a los clientes.

PERSPECTIVAS
El Director de la Asociación de Tejidos Usados  de Puerto Plata Miguel Ángel Martínez De la Cruz, manifestó que el Estado debe valorar mejor la labor que esta organización está haciendo a favor de la sociedad. Dijo que son muchos los padres de familias que obtienen el sustento allí.
Indicó que en sus gestiones fue posible el asfaltado del lugar, la construcción de una cisterna para el uso de los vendedores, entre otras conquistas.
Dijo que el gobierno debe darle más apoyo y facilidades en las aduanas, además  otorgarles préstamos a una buena tasa que ellos puedan pagar para seguir manteniendo sus negocios, ya que unos de los que más se benefician de esa economía son los prestamistas, a quienes tiene que acudir para sostener sus ventas.
Dijo que ellos como Asociación le quitan una gran carga al gobierno, por la cantidad de empleos que generan.
Por otro lado, a pesar de las facilidades y bajos costos que genera la compra y venta de ropa usada, muy pocos consumidores saben que también arriesgan su salud, ya que si estos productos no reciben el tratamiento adecuado puede desencadenar desde alergias leves en la piel hasta epidemias.
Dentro de las recomendaciones está la fumigación de la ropa usada, para evitar parásitos que puedan transmitir alguna enfermedad al ser humano al usar esta ropa. En esas prendas usadas se pueden encontrar desde ácaros transmisores de la sarna,   pulgas o bichos, pero esa advertencia poco o nada interesa.
A ello se suma que las autoridades sanitarias a nivel nacional o municipal nada hacen para ejercer algún control sobre el tipo de ropa que se vende al público y sus condiciones sanitarias. Ha de recordarse en el año 2010 se prohibió la comercialización y entrada de ropas usadas por la frontera, ante el brote de cólera que se desencadenó desde el vecino país de Haití.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: