Más de seis millones tarjetas crédito en manos dominicanas

Economicas

dinero muchoEn el país hay 6,639,529 tarjetas en poder del público de sectores bancarizados y no bancarizados, constituyendo un significativo indicativo de la penetración en el uso de este instrumento de pago en el país.

Así lo revela la Primera Encuesta de Cultura Económica y Financiera de la República Dominicana, 2014, presentada ayer por el Banco Central, en un acto que contó con la presencia de su gobernador, Héctor Valdez Albizu.

Según los resultados de la encuesta, se han incrementado el crédito y las captaciones. Ambos rubros, referentes al sector privado, a junio de 2014 reflejan valores de 31.3% y 21.3% respectivamente como porcentaje del producto interno bruto, superando los valores observados una década atrás.

De manera específica, la encuesta revela que en el caso de las tarjetas de débito y crédito, al mes de septiembre de 2014 se mantienen vigentes 3,526,327 y 2,197,982 plásticos, respectivamente, para sendos incrementos de 27.2% y 46.8% con respecto al mes de septiembre de 2009. “Esto, conjuntamente con la emisión de 915,220 tarjetas de subsidios gubernamentales al citado mes de septiembre de 2014”, señala el informe de la encuesta en su introducción.

El crédito al consumidor, tanto para gastos personales como para compra de vehículos y adquisición o remodelación de viviendas, también ha aumentado de forma importante.

“Como prueba de esto, el sector de mayor crecimiento en el balance del sector financiero dominicano en los últimos 10 años ha sido el de hogares, con un aumento promedio anual de 29%, para un incremento total de RD$233,151 millones”, señala la encuesta.

En ese mismo período el sector empresas solo recibió RD$224,909 millones en créditos adicionales (23% más), inferior a lo recibido por los hogares.

A pesar de estos avances en el acceso al crédito en los últimos años, según la base de datos de inclusión financiera mundial (“Global Findex”) del Banco Mundial (2011), el 13.5% de la población por encima de 15 años en la República Dominicana lo recibe por vía de prestamistas informales, siendo este porcentaje el más alto en toda América Latina y el tercero más alto a nivel mundial.

Un alto porcentaje de los encuestados (el 96.1%) indicó el nivel de ingreso promedio del hogar, que fue de RD$19,409 mensuales.

Un 59.7% de los hogares percibía menos de RD$18,000 al mes. En cuanto al conocimiento de los productos financieros, un 22.3% de los encuestados admitió conocer acerca de los 18 productos financieros principales de cuentas, tarjetas y préstamos.

Sin embargo, una parte importante de la población dominicana tiene mucho que conocer acerca de la oferta de productos financieros en el país, pues un 28.1% de los encuestados no había escuchado hablar acerca de estos productos financieros menos complejos o sofisticados.

A pesar de un amplio alcance de los productos bancarios en los hogares dominicanos, el 48.2% de los hogares de hecho se limita a tener o poseer solamente tres productos, fundamentalmente las cuentas de ahorro, cuentas de nómina y las tarjetas de crédito, como veremos más adelante.

Asimismo, los resultados de la encuesta indican que el 89% de los hogares encuestados afirman planificar el uso del dinero que reciben. De hecho, el 65% dice hacerlo “siempre”.

ECONOMIA

El gobernador Héctor Valdez Albizu destacó la importancia de la aplicación de esta primera encuesta, fruto de una estrecha colaboración interinstitucional y que marca un hito en la historia de este tipo de estudios en el país.

“Ahí radica la utilidad de esta encuesta: en servir de brújula, de orientación, para encaminar todos los esfuerzos de educación económica y financiera hacia un fin común, sin digresiones, evitando duplicidades, optimizando los recursos, y en el marco de una estrategia general que, respetando las individualidades y características propias de cada quien, propicie la cohesión del trabajo que llevan a cabo todas las instituciones involucradas en esta noble tarea”, dijo el gobernador.

Reveló que, tal como se asumía, los resultados obtenidos confirman que los dominicanos tenemos un bajo nivel de conocimiento sobre los temas relacionados con economía y finanzas, “lo que nos plantea un reto interesante y justifica redoblar los esfuerzos que realiza la República Dominicana para formar más y mejor a la población general sobre estos temas”.

El estudio se realizó con el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la asistencia técnica del Tesoro de los Estados Unidos. El cuestionario aplicado sigue el modelo utilizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), lo que permite la comparación de los resultados de nuestro país con estudios similares realizados en otras naciones del mundo.