Los siete regidores

 

 

p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0in 0in 0.0001pt; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; font-weight: bold; }p.MsoHeader, li.MsoHeader, div.MsoHeader { margin: 0in 0in 0.0001pt; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; font-weight: bold; }span.HeaderChar { font-weight: bold; }div.Section1 { page: Section1; }

Por Andrés Brito

Suma elemental: 7 + 6 = 13

No sé si es prejuicio, pero el siete siempre me ha resultado un número antipático,  taciturno y de bajo perfil. Sin embargo, a partir del 16 de agosto recién pasado, ha cobrado vida desde el gobierno local de Puerto Plata este coeficiente que no obstante su pesadez ha marcado grandes eventos en la historia de la humanidad: 7 de febrero, 1876-Alexánder Graham Bell patenta la invención del teléfono-; 7 de diciembre, 1941-los japoneses atacan Pearl Harbor, Hawai, Estados Unidos-; 7 de octubre, 1942-Estados Unidos y Gran Bretaña anuncian la creación de las Naciones Unidas-;  7 de marzo, 1989-dos naciones rompen relaciones diplomáticas por un libro: Irán-Gran Bretaña, por la novela Versos satánicos, de Salman Rushdie-; 7 de febrero, 1992- se establece la Unión Europea en Maastricht, Holanda; 7 de diciembre, 2010-  Julián Assange, el fundador de Wikileaks(difusor de más de 250,000 cables diplomáticos estadounidenses confidenciales), es detenido en Londres tras ser acusado de violación en Suecia-. Entre otros eventos  anteriores  y posteriores a éstos, también de connotación universal.

Ha sido objeto de comentarios, cuestionamientos y epítetos peyorativos –fundados y ligeros, razonables y necios, ingenuos y maduros, positivos y negativos- el hecho de que  siete de los trece regidores del consejo municipal anudaran criterios y pareceres al respecto del tramo cenagoso  de cuatro años que han de transitar por el ayuntamiento de San Felipe, hacia la ruta de 2016: 1-El grupo de los siete; 2-Los atrincherados; 3-Los enemigos del alcalde; 4-Los “Bravitos”; 5-Los que quieren aplicar la ley; 6-Los chantajistas; 7-De genuflexos  a rebeldes. Y una MINA más de “graciositas” y aventureras consideraciones; algunas, como la número 6 de este mismo párrafo, que autorretratan a sus autores.

Como se ha subyugado, debe resurgir y erigirse  hasta el final el real equilibrio entre el ejecutivo y el consejo. Que estos dos órganos  enmarquen sus acciones al impiadoso ámbito de la ley. De esta ley, que a pesar de ser un manojo de disposiciones benignas, contiene los artículos 52 y 60, que precisan sin interpretación y con igual alcance las atribuciones del consejo y del alcalde. Solo estas inquebrantables condicionantes han de garantizar la convivencia armoniosa con seis restantes regidores y, sobre todo, con el alcalde; alcalde que ha de anteponer su gestión a la pasión y a las intrascendencias.

No son siete, no; son trece los regidores del consejo municipal; y un alcalde, elegidos con anhelo y esperanza por el pueblo. Por ello, el compromiso de retribuirle a este pueblo su voto de confianza ha de ser un horizonte perseguido solo por políticos ajenos a las poses; humildes, bien intencionados, transparentes, depurados y verificables; y no por actores que pretendan cosificar los hechos de trascendencia, y de la irrelevancia quieran hacer hechos estructurados y profundos; y que apandillados en las huestes de Pizarro, se vicien en rayar entre buenos y malos; cuyo verdadero fin en estos artificios, no es otro que el de distraer, disimular  y condicionar la atención colectiva para sus consecuciones descristianizadas.

andresbrito10@hotmail. com

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

A %d blogueros les gusta esto: