Los periodistas y los hechos

Los periodistas y medios de comunicación que ofrecen la información sobre un hecho o acontecimiento deben  darle continuidad hasta verlo finalizar, satisfaciendo así a los lectores, televidentes u oyentes. Puede tratarse de un tema seleccionado para ser investigado, profundizado y solucionado.
Se presta a conjeturas el hecho de que se produzca un hecho, se divulgue   la noticia y luego no se le dé continuidad.
El asesinato de una persona en circunstancias y razones no aclaradas, debe ser motivo para disponer de tiempo y  hacer las indagatorias  de lugar  para aclarar y establecer por qué pasó. Suele escucharse o verse la exposición de un brillante trabajo, cuyo autor o periodista  cambia rápidamente la posición, dando a conocer una versión distinta,  sin ofrecer la explicación que deje satisfechos a los seguidores del medio para el cual labora o del que es director, propietario, conductor o realizador. No hay que ser mago  ni tener la experiencia de muchos años para decir que la libertad de expresión y difusión del pensamiento, especialmente cuando es respetada por las autoridades oficiales, es el único vehículo creíble del pueblo, pues cuando no se manifestan los que laboran en él tienen la oportunidad de hacerlo directamente los habitantes de una comunidad, no importa su categoría. Es por ello que mantener el respeto a esa condición por la falta de credibilidad de policías, poder judicial  y autoridades llamadas hacer cumplir las leyes en general,   es atribución de los periodistas, no necesariamente profesionales, sino todos los que realizan esa labor,   absteniéndose  de emitir juicios sino está consciente de lo que está haciendo y si no está seguro de darle seguimiento.
Se ha dado en ocasiones, máxime cuando se trata de un crimen cometido, pero no siempre si se trata de un hecho “poco relevante, ” cuyos actores o personas envueltas no son persistentes e insistentes ante los periodistas o medios de comunicación.
La historia se escribe  con los hechos, alimentándose de los medios de comunicación, lo que exige precisión, dedicación, buena investigación  y coherencia, no se debe cambiar de un día para otro la versión ofrecida, a menos que no se produzcan testimonios creíbles.  Asiste al periodista profundizar, pues aumentar el crédito es ganancia para todos, lo que no puede decirse cuando se trata de ocultar la verdad por haraganería o mandato de personas que no son amigas del trabajo investigativo, sino por el contrario, buscan desacreditar a los periodistas y ofrecen regalos envenenados para luego que es aceptado manifestarlo por doquier. Hay que pensar cómo actuar, qué decir y cómo hacerlo para que el crédito se mantenga y no se  cierre esa brecha que le queda a la sociedad.
augustovasq@gmail.com

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: