La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio de Turismo lanzaron el proyecto: Inclusión de mujeres, jóvenes

0
442

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio de Turismo lanzaron el proyecto: Inclusión de mujeres, jóvenes y asociaciones de pequeños agricultores a la cadena de valor del sector turístico.

El proyecto, es técnica y financieramente apoyado por la FAO y busca que mediante acuerdos institucionales y el fortalecimiento de la asociatividad de los agricultores, la formación, y acceso a microcrédito, enfocado se logre articular la demanda del sector turístico con la oferta de los productos y servicios de las asociaciones, cooperativas y MIPYMES rurales, para de esta forma producir y generar más empleos.

Para estos fines se conformó el pasado 12 de julio, el Comité Técnico de Proyecto (CTP), para guiar su implementación y proveer retroalimentación y validación de los productos generados.

Dicho comité, está integrado por el Ministerio de Turismo, el Ministerio de Agricultura, el Programa Supérate, el Ministerio de la Mujer, el Ministerio de Industria, Comercio y MIPYMES, el MEPyD y el Ministerio de la Juventud, y, a través del mismo, se busca asegurar la retroalimentación y de los objetivos y resultados proyectados, apoyar la revisión y aprobación de los planes de trabajo y coordinar su ejecución.

Yira Vermenton, directora de iniciativas Turísticas Presenciales, quien tuvo a su cargo la presentación del proyecto indicó: “Estamos en un momento de transición a nivel mundial, en el que el Turismo ya no se espera que sea solo sostenible, sino que hoy día se habla de turismo regenerativo, queno es más  que crear las condiciones  fértiles, para que la vida prospere y de eso se trata este proyecto¨.

¨Es por esto que desde el MITUR, asumimos un rol responsable, para lograr que las cifras exitosas que respaldan el éxito de nuestro turismo hoy día, se traduzcan, mas allá de una generación de divisas y generación de empleos, en un impacto de transformación social, a través de la creación de microempresas rurales que insertándose en la cadena de valor turística eleven las condiciones socioeconómicas de las poblaciones receptoras.