La corrupción administrativa y bajo salarios son cuestionados por los obispos en la pastoral con motivo Independencia Nacional

Economicas Fotocronica Noticia Portada Sociales

SANTO DOMINGO.La corrupción administrativa y los bajos salarios ha es el tema principal que los obispos católicos  cuestionan en al pastorial como motivo de la celebración del día dela Independencia  nacional,  el próximo 27 de febrero.
Los obispos agrupados en la Conferencia del Episcopado Dominicano, se preguntaron con qué autoridad el Estado permite que se asignen sueldos de lujo, cuando existen tantos salarios de miseria y una gran mayoría de jóvenes sin acceso a un trabajo remunerado.??Añaden que esta situación favorece puestos privilegiados en detrimento de los que no han podido estudiar o lo hicieron en escuelas públicas “infuncionales”.??Señalan que muchos jóvenes carecen de una oportunidad para recibir educación o se cansan en las escuelas porque no ven rendimiento y abandonan sus estudios en los primeros grados. ??Atribuyen esta situación a “un sistema de educación que se consume en un círculo vicioso con muchos maestros con títulos para mejorar salarios, pero no para mejorar la enseñanza y el aprendizaje, y a un Ministerio de Educación con insuficientes recursos y sin control para mejorar el sistema educativo”.??Deploraron el estado de incertidumbre, desigualdad social, pobreza, delincuencia, deficiencia educativa, violencia e impunidad que afecta a República Dominicana.??También, se refirieron a la destrucción y contaminación del medio ambiente, así como  la pérdida de valores e identidad. Los religiosos plantearon que con toda esta problemática en la sociedad dominicana “no puede haber una convivencia humana digna”.??Llamaron la atención sobre la proliferación de hechos relacionados a la violencia, como los atracos, las muertes a cargo de sicarios y el narcotráfico. De igual forma, cuestionaron la participación de autoridades en actos delictivos, la corrupción administrativa, la  politiquería clientelista y la inseguridad ciudadana.??Los religiosos destacaron  que los diversos males que afectan al país impiden “construir un país libre, soberano e independiente, tal como lo soñara el Padre de la Patria, Juan Pablo Duarte”. ??Los obispos católicos cuestionaron al Estado por permitir que el país se siga llenando de bancas de lotería y de todo juego de azar. Aseguran que esto propicia una explotación de los sectores más empobrecidos y su mantenimiento en la miseria.??Señalan que el Estado permite los citados juegos de azar “con el pretexto de que se les cobran (a los jugadores) unos impuestos, para luego devolvérselos a los más pobres e infelices como dádivas”.??El mensaje de los religiosos católicos está firmado por el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, en su calidad de presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano. ??También por todos los obispos, entre los que figuran Ramón Benito de la Rosa y Carpio,  Juan Antonio Flores Santana, Fabio Mamerto Rivas y Jesús María de Jesús Moya.
Deploran las carencias en el Suroeste
El mensaje Pastoral con motivo del 167 aniversario de la Independencia Nacional  evoca el 500 aniversario que cumplirá el 4 de diciembre de este año, el Sermón de Fray Antón Montesino, un grito de defensa del mundo indígena ante el maltrato de los colonizadores europeos.??Como Montesino, los obispos, se hacen una serie de preguntas para cuestionar situaciones de la realidad actual. “¿Con qué derecho y con qué justicia tenemos a nuestro pueblo en tal cruel y horrible servidumbre?”, apuntan.??Acto seguido, cuestionan la “insalubridad” con que se mantiene a poblaciones enteras de los campos dominicanos, que con un poco de ayuda y asistencia técnica harían sus propios sistemas de agua potable.??Critican además que el país permita que una inmensa población viva sin condiciones sanitarias en sus viviendas, como ocurre con más del 20% de los habitantes del Suroeste. ??“¿Con qué derecho se mantiene a una población dominicana, que se estima (en) más de un 20% sin declarar, y que no tiene derecho a un nombre y a su propia nacionalidad. Dato que ni siquiera se coloca en el Censo Nacional para no sufrir la crueldad de vernos oficialmente con nuestros propios ojos?”, apuntan los obispos en su mensaje.??Recriminan a las autoridades y a toda la sociedad por permitir que en el país haya personas analfabetas, a las que se priva del derecho a leer y escribir.
Cuestionan a funcionarios??El mensaje pastoral cuestiona a los funcionarios que incurren en actos de corrupción. “¿Con qué derecho se priva a nuestro pueblo de una enseñanza moral y cívica, de una formación integral, humana y religiosa que nos deja como consecuencia ciudadanos corruptos, y funcionarios que exigen prebendas para nombramientos y proyectos de inversiones?”, dice.  También muestra preocupación por los niños y niñas que deambulan por las calles, sin ninguna protección. ??Atribuye esto  a “padres irresponsables que los han engendrados, sin tener en cuenta la repercusión de sus actos” y dejan a sus hijos crecer traumatizados.