La condena que espera a una falsa medico ?

0
351

El Ministerio de Salud Pública trabaja en la elaboración de un expediente que depositará esta misma semana ante la Fiscalía, donde recopila información sobre el ejercicio profesional de la señora Elizabeth Silverio Sillien como “neurocientífica especializada en niños con autismo” sin contar con el debido exequatur, acción por la que podría cumplir hasta diez años de condena.

En recientes declaraciones, el director jurídico del Ministerio, Luis Tolentino, explicó que luego del cierre del Centro de Terapia Neurocognitivas y Psicopedagógicas Kogland, propiedad de Silverio Sillien, Salud Pública ha continuado la investigación, que se encuentra “muy avanzada“.

De acuerdo con Tolentino, se validó en el sistema que, efectivamente, la señora Silverio Sillien no cuenta con un exequatur válido (tal como denunció un reportaje televisivo) y se emitió una certificación que se anexó al expediente junto a otras pruebas recabadas, para depositar la querella en la Fiscalía de la Salud.

“Ya estamos en ese proceso, validación de toda la documentación original para llevarla a la Fiscalía en esta misma semana para que procedan con la citación correspondiente y el debido proceso de ley”, aseguró.

El jurídico indicó que, en este caso, se violentó el artículo 156, numeral 7, de la Ley de Salud 42-01, que prohíbe ejercer cualquier rama de la salud sin el debido exequatur.

Esta infracción se considera como un crimen y las sanciones van de dos a diez años de prisión, siempre que se compruebe el delito, se agote el debido proceso y que sea procesado y condenado por un tribunal de la República”, agregó.

Con relación al personal que laboraba en el Centro Kogland, Tolentino informó que, si se comprueba complicidad, puede haber una variación de las medidas porque “se va graduando la pena según la responsabilidad que tenga cada quien”.