Jueces sin rostros

Al sicariato, una nueva modalidad del crimen organizado  puesta en práctica en los últimos dos años en el país, generando  muertes diversas  por encargo, cerca de un centenar,  debe prestársele atención  para un tratamiento efectivo antes de que continúe aumentando el número de víctimas.
Quiénes utilizan los sicarios? Personas que tienen   dinero para pagar y por ello se ha calificado como una de las principales industrias que mueve muchos recursos económicos. Hacia quiénes van dirigidas las acciones de los contratados sicarios? A juzgar por lo que han revelado las autoridades policiales y las últimas estadísticas, a   personas que tienen casos pendientes con poderosos que no necesariamente tienen que ver con narcotráfico o lavado de dinero, pueden ser hombres o mujeres afectados con una acción que les haya perjudicado y en vez de dirimir su caso en medios judiciales deciden eliminar  el ser humano a través de un tercero.
La preocupación debiera ser general, aunque no es así, y los jueces vienen a ser de los más perjudicados, ya que   tienen que presidir  audiencias donde se juzga a personas envueltas en casos millonarios, así como por crímenes cometidos y que niegan, tratando en ocasiones de sobornar y comprar al Ministerio Público y los jueces, lo que la mayoría de las veces no logran y terminan siendo condenados.
En Colombia eliminaron muchos jueces y fiscales cuando comenzaron a crecer los  hechos delincuenciales, guerrilleros, narcotraficantes, lavadores de dinero, fueron     protagonistas que comenzaron a  pasar factura para intimidar, sentar precedentes y crear miedo y pánico, a fin de establecer sus propias reglas de juego.
El doctor Marino Vinicio Castilllo, el pasado año abogó por la creación de tribunales especiales y jueces especiales para conocer únicamente casos en materia de narcotráfico, a fin de establecer rostros para todos ellos para que no sean intensificadas esas acciones  e intimidados directa o indirectamente a través de sus familiares y puedan actuar libremente.
Pocos se han detenido a pensar en los riesgos que corren los jueces dominicanos y familiares que tienen que tratar casos pesados, juzgar asesinos  acusados de haber matado o enviado a quitar del medio a competidores de ventas de drogas como ha sucedido recientemente en Puerto Plata.
Después de una condena los jueces siguen paseándose libremente por las calles de su jurisdicción, pero la seguridad de su familia no cuenta, las casas están
desprovistas de vigilancia, en fin, ser juez es uno de los mayores riesgos en la sociedad dominicana ante la peligrosidad, las condenas frecuentes a delincuentes y sin protección alguna.
Debe estudiarse una fórmula para no exponer a los magistrados jueces ahora que se ha dado muestra de avance, a menos que no continúe aplicándose la política dominicana de «comprar candado después que le roban» y esperar que ocurra un hecho lamentable y que se atente o se materialice una situación contra algún juez o familiares por sicarios, enviados especiales para  aplicar su propia justicia contra quienes cumplen con el mandanto de la ley.
Qué hacer?  Eliminar el rostro del juez o mantenerlo al descubierto?

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: