Haitianos no usan mascarillas, cosa que podría ser digno de estudio ante la mandemia mundial

0
238

Puerto Príncipe..- Con un año de pandemia a cuestas resulta imposible librarse del constante flujo de información sobre la covid-19 y tener la enfermedad en mente casi de forma constante, pero si alguien quiere olvidar el coronavirus que visite Haití, es un lugar donde se puede lograrlo.

Para empezar, la incidencia de la enfermedad es realmente baja: desde el inicio de la pandemia se han confirmado 12.274 casos y 247 muertes, con una letalidad del 2,01 %, según las últimas cifras oficiales.

Eso en un país con una población de unos once millones de habitantes que desde hace meses hacen su vida como si la covid-19 no existiera.

Desde que el Gobierno decretó la reapertura del país a finales de junio pasado, tras un confinamiento de tres meses, la enfermedad no ha vuelto a condicionar las rutinas de los haitianos, que se pasean sin mascarilla y no se privan de aglomeraciones.

Muestra de ello es el mercado de Pétion Ville, en la capital, donde son contadísimas las personas que van con mascarillas, a pesar un nivel de estrechez tal que cuando pasa un vehículo de cuatro ruedas algunos vendedores deben mover parte de la mercancía expuesta en el suelo, resultando entre los peatones un nivel de fricción poco deseable, al menos en plena pandemia.