Francisco: Domínguez Brito pronostica alianza Leonel con el PRM

0
423

Tiene más sentido del humor del que parece a primera vista. Sus colaboradores prefieren que le llamemos es muy largo y apela a sus cargos anteriores. Ahora es aspirante a la candidatura presidencial por el PLD y los que han llegado se llaman Danilo, Luis, Hipólito, Leonel… sin apellidos.

Faltan apenas cinco meses para que el PLD elija su candidato para 2024.

—¿Son un problema reputacional para el PLD las acusaciones contra familiares del presidente del partido? 

De ninguna manera.

—¿Cuál es la situación? 

El PLD está experimentando dos procesos. Uno que tiene que ver con el fortalecimiento institucional. El presidente del partido Danilo Medina empezó un proceso de juramentación en provincias de cara a ese fortalecimiento. El segundo proceso es la preparación para las consultas internas de octubre.

—¿Cómo enfrenta en su estrategia el tema de la corrupción? 

En el tema de la corrupción, cada quien tiene que asumir su responsabilidad; si alguien se ha equivocado, esperamos que respete el debido proceso.

 —¿Cómo se maneja el tema en las bases?

El PLD es un partido de gente honesta, la mayoría trabajadora. Si se pone a ver, son muy pocos los dirigentes, en sentido general, señalados en tribunales. E incluso de los que están siendo señalados, algunos de ellos merecen que revisen sus casos, como el Dr. Hidalgo. Pero lo más importante es que el PLD debe sentir que no debe bajar la cabeza y que si alguien se equivocó debe asumir su responsabilidad.

—¿Contra quién compiten? ¿ Leonel o el PRM? 

En principio, yo percibo una alianza entre Leonel y Abinader. Es una alianza que se hizo para las elecciones pasadas y se ha construido poco a poco y se mantiene incluso eligiéndose de contrincantes.

—¿Es una estrategia elegirse como contrincantes? 

Claro, es una alianza que hacen con nombramientos en jurisdicciones, alianzas en el Congreso Nacional de cara hasta al manejo presupuestario, el Consejo Nacional de la Magistratura… Hay una alianza pero el PLD está arraigado y tiene mucha fuerza. Es cierto que a raíz de los embates gubernamentales, algunos casos que sucedieron generaron retraimiento pero hoy nos sentimos con toda la fuerza con una meta: siempre ganar en primera vuelta como lo hacemos.

—Se decía que el PLD era “una maquinaria electoral”. ¿Lo es todavía? 

Lo es. Un partido político que todos los días hace algo, téngalo por seguro que es una maquinaria impresionante que está arraigada en el corazón de la gente. Son 40 años de tradición que no pueden ser borrados de la noche a la mañana.

 

—Perdieron en 2020, pero Gonzalo sacó un buen número…

Fue un 38 % lo que sacó el PLD, esa fuerza sigue ahí. Hubo una división que perjudicó al PLD y un desgaste natural. Hubo como consecuencia de ese desgaste percepciones de arrogancia. Pero muchas de esas cosas se corrigen y muchas que no son verdad, se evidencian.

—¿Qué opina del gobierno del PRM?

Siento que están en una burbuja, que creen que las redes sociales y bots determinan la opinión de la gente. Ellos han perdido la sensibilidad de los pobres que hoy tienen dificultades para comer. De esos que tenían una esperanza de vida con aquellos medicamentos para enfermedades catastróficas, muchos pacientes con sida tuvieron problemas para tener los retrovirales. Hubo un aumento en los casos de lepra… Ellos no lo sienten porque es la gente más pobre. Uno percibe que es un gobierno que vive en la Lincoln y en la Churchill.

—Tiene una percepción muy dura del Gobierno…

Uno siente que es un gobierno de ricos y no sienten lo que se está viviendo. Te puedo poner ejemplos: las estancias infantiles para las personas más pobres. O el tema del 911 que es realmente delicado y te lo digo por experiencia. Cuando surge el 911 nosotros nos reunimos 2 y 3 horas semanalmente con el ministro de la Presidencia durante dos años, solo revisando los tiempos. Cada cosa que sucedía se revisaba. Se revisaron las ambulancias, técnicos, situaciones, hospitales. La gente cree que es fácil pero es muy complejo porque las variables son enormes. Ahora se lo han dejado al general, que no puede solo sin esa estructura. El Gobierno tiene que concentrarse.