En caso extraño mueren dos niños haitianos, autoridades investigan

EL JAVILLAR.- Los cuerpos en estado de    descomposición de dos niños haitianos fueron encontrados muertos la noche del martes por moradores del sector El Javillar en el interior de una iglesia, cuyo pastor trataba de revivirlos mediante ritos y oraciones.

En el pequeño centro religioso donde fueron encontrados los cuerpos sin vida de Nelly Yan, de 9 años y Christopher Michell, de 3 años, hijos de Emilia Yan y Elena Lafret, fueron encontrados también otros cuatro infantes en estado grave.

Las autoridades remitieron los cadáveres de los infantes muertos al Instituto Regional de Patología Forense de Santiago de los Caballeros para determinar si la causa de su muerte fue el cólera o si su deceso se debió a otra causa.

En cambio, los niños que fueron encontrados con vida, pero bastante deshidratados fueron internados en el hospital Ricardo Limardo, donde se les hizo análisis para comprobar si están afectados por el cólera.

La comunidad de El Javillar se enteró del caso, luego que una haitiana fue a la parada de los motoconchistas y reveló que había mirado a través de una persiana de la iglesia a dos niños muertos y otros en mal estado de salud y al pastor orando para resucitarlos.

Tras escuchar a la informante un grupo de motoconchistas y miembros de la junta de vecinos del sector fueron a la iglesia y forzaron la puerta para penetrar al templo, donde encontraron los dos cuerpos sin vida y los otros cuatros menores en estado grave con vómito y diarrea.

Vecinos de El Javillar denunciaron que aunque en el local donde fueron encontrados los dos cuerpos sin vida y los cuatro niños enfermos funciona una iglesia sus puertas nunca las abren y permanecen cerradas siempre, por lo que sospechan que allí se practiquen ritos satánicos.

Denunciaron que el pastor y otros haitianos que le acompañaban al momento en que fueron encontrados los cuerpos de Nelly Yan y Christopher  Michelle y los cuatro niños enfermos salieron huyendo y se escaparon.

Debido a que sospechan que otros niños pudieron haber muerto y enterrados en la ribera del río San Marcos, rastrearon todo el lugar y solo encontraron dos círculos hechos con pequeñas piedras, uno de los cuales tenía una bola de golf en el centro y el otro un pantalón.

avatar

elfaro

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: