El nuevo jefe de la Policía

Editorial

Afortunadamente hijos de la provincia de Puerto Plata, miembros de la Policía Nacional han sido seleccionados para dirigir la   institución, esta vez ha recaído la responsabilidad sobre un hombre que ha dado muestra de capacidad, entrega, compañerismo, y  por todas esas cualidades enaltece formar parte de ella.
Al general José Polanco Gómez, hasta el pasado 16 de agosto jefe Nacional de Investigación, posición donde llegó por su capacidad, honestidad y  responsabilidad demostrada en todas las encomiendas, le ha tocado dirigir la institución en momentos en que se encuentra desacreditada por las acciones de muchos de sus miembros acusados y sometidos a la justicia por complicidad de grupos, formar parte de bandas de malhechores, tranficantes de drogas, asesinatos a través de sicarios, secuestros y chantajes, algunos de los cuales fueron extraditados a petición de los Estados Unidos.
Polanco Gómez, es colocado al mando de la institución policial en un momento difícil, una prueba más que enfrentará, ya que no sólo el Presidente Leonel Fernández, sino que muchos dominicanos esperan cambios radicales y  sustanciales que hagan variar la imagen de la Policía   creada para hacer cumplir leyes y establecer el orden público por encima de todas las circunstancias.
Los puertoplateños, particularmente luperonenses, municipio donde nació el hoy jefe de la Policía Nacional, mayor general José Polanco Gómez, de manera especial los policías y civiles que les han tratado, que conocen de su historial como ser humano  y oficial de carrera, deben desarle lo mejor y contribuir  para que desarrolle una buena gestión para la tranquilidad, seguridad y confianza del pueblo dominicano en ese organismo y sus miembros,   lo que pondría fin a la campaña “policía no me mates.” Que lo logre un policía de su trayectoria, hombre que ha estado en todos los escenarios, que no se ha dejado corromper y que sea de Puerto Plata, sería para la historia policial y la República Dominicana un paso de avance, ya que esto contribuirá además al  rescate del turismo y la inversión nativa y extranjera, devolviendo empleos, fuentes de ganar dinero para el sustendo de la familia.
Ha sido un cambio que se espera sea positivo y los medios de comunición habrán de juzgar en su justa dimensión al mayor general José Polanco Gómez, criticándole cuando se requiera se corrijan males, no para destruirle y reconociendo sus aciertos cuando así ocurriese. Renace con la designación del general José Polanco Gómez,  una esperanza para y por el rescate de la institución policial con miras al  bienestar de la sociedad dominicana,  que ha vivido en un estado de intranquilidad  en los últimos años por los hechos criminales y la alarmante delincuencia nunca antes registrada en la historia nacional. El reto está echado, corresponde al general Polanco Gómez acogerlo para se conduzca el país  a puerto seguro.