El fracaso de la industria dominicana

PUER­TO PLA­TA.- Mu­cho se ha pa­sa­do ba­lan­ce so­bre los fac­to­res que in­ci­die­ron pa­ra que la  in­dus­tria do­mi­ni­ca­na, flo­re­cien­te en los años 60 -70 fra­ca­sa­ra,  ha­cien­do de­sa­pa­re­cer fá­bri­cas que du­ran­te años sus­ten­ta­ron la eco­no­mía; hoy to­do gi­ra  en tor­no a las im­por­ta­cio­nes, el tu­ris­mo y las em­pre­sas de ser­vi­cios.  Pe­ro  no po­dían  coe­xis­tir en per­fec­ta ar­mo­nía los sec­to­res eco­nó­mi­cos pri­ma­rio, se­cun­da­rio y ter­cia­rio co­mo un mo­de­lo real de de­sa­rro­llo?
El eco­no­mis­ta  y coor­di­na­dor Aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca de San­tia­go (UTE­SA) Héc­tor Je­rez, con­sul­ta­do al res­pec­to, con­si­de­ró inex­pli­ca­ble el di­vor­cio exis­ten­te en­tre el sec­tor  pri­ma­rio (agri­cul­tu­ra y mi­ne­ría) que ha si­do aban­do­na­do por to­dos los go­bier­nos en los úl­ti­mos 25 años, el se­cun­da­rio o in­dus­trial prác­ti­ca­men­te de­sa­pa­re­ci­do y el ter­cia­rio (de ser­vi­cios), el cual cuen­ta con la pro­tec­ción del Es­ta­do, de­jan­do de la­do la si­ner­gia que de­be pre­va­le­cer en­tre los tres.
El fra­ca­so
La in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra no es­tu­vo en ca­pa­ci­dad de crear bie­nes com­pe­ti­ti­vos fren­te a las im­por­ta­cio­nes,  que a pe­sar de las res­tric­cio­nes adua­na­les pa­ra re­guar­dar el mer­ca­do do­més­ti­co van en au­men­to. ´´ Pe­ro el go­bier­no de­be  ha­cer el es­fuer­zo de  des­mo­vi­li­zar la in­dus­tria pa­ra que de  pro­duc­to­res  los in­dus­tria­les no pa­sen a   im­por­ta­do­res de bie­nes, co­mo con­se­cuen­cia del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio (TLC) en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, que los po­ne a com­pe­tir  en con­di­cio­nes de­si­gual,´´ ex­pu­so Je­rez.

»El país com­pi­te en fun­ción de pre­cios, la com­pe­ten­cia es­tá da­da a par­tir de los cos­tos  y los cos­tos de pro­duc­ción a cau­sa de   los al­tos im­pues­tos y co­bro ex­ce­si­vo de la ener­gía eléc­tri­ca  afec­ta la com­pe­ti­ti­vi­dad, obli­gan­do a de­sa­pa­ri­ción de mu­chos ne­go­cios,» di­jo.
El re­pun­te de la in­dus­tria­li­za­ción en el país o mo­de­lo eco­nó­mi­co por sus­ti­tu­ción de las im­por­ta­cio­nes, se in­tro­du­jo en la dé­ca­da de los 60´ con la ley 299 de in­cen­ti­vos y pro­tec­ción al área in­dus­trial, pe­ro al fi­nal del go­bier­no de Sal­va­dor Jor­ge Blan­co ese mo­de­lo se con­si­de­ró ago­ta­do y se dio pa­so a la eco­no­mía de ser­vi­cios, des­cui­dan­do el go­bier­no los sec­to­res pri­ma­rio y se­cun­da­rio.
Un país ba­sa­do en ser­vi­cios
Ca­si la to­ta­li­dad de las ca­de­nas de va­lor ori­gi­na­das en la pro­duc­ción pri­ma­ria y se­cun­da­ria a mi­tad del pa­sa­do si­glo en el país, se de­ja­ron ero­sio­nar has­ta de­sa­pa­re­cer la ma­yo­ría de la em­pre­sas, pues a  par­tir de 1970 se ini­cia una nue­va eta­pa pro­duc­ti­va,  la crea­ción de ser­vi­cios, es­pe­cial­men­te el tu­ris­mo y las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, que son ge­ne­ra­do­ras de em­pleos pe­ro in­ter­de­pen­dien­tes de los sec­to­res pri­ma­rio y se­cun­da­rio, por lo que pue­den coe­xis­tir jun­tos.

Los in­cen­ti­vos
Los in­cen­ti­vos da­dos por el Es­ta­do  y los arre­glos es­tra­té­gi­cos en be­ne­fi­cio de los em­pre­sa­rios, así co­mo  la mi­ni­mi­za­ción de ries­gos de ope­ra­ción in­ci­ta­ron a que los ca­pi­ta­les dé­ca­das atrás  in­ver­ti­dos en las in­dus­trias ma­nu­fac­tu­re­ras se vol­ca­ran en un mo­de­lo eco­nó­mi­co de ma­yor en­ver­ga­du­ra y de­sa­rro­llis­ta co­mo los ser­vi­cios que se afian­zan con  fuer­za a par­tir del ini­cio de la in­dus­tria  sin chi­me­neas.
An­te la pér­di­da de in­dus­trias ca­da vez más ex­plí­ci­ta, Je­rez di­jo que se ha­ce ne­ce­sa­rio que el go­bier­no se abo­que adop­tar me­di­das ten­den­tes  pro­mo­ver el de­sa­rro­llo in­dus­trial co­mo ele­men­to es­tra­té­gi­co pa­ra la sos­te­ni­bi­li­dad del de­sa­rro­llo, »y es­to só­lo pue­de ser po­si­ble si  se ofre­cen las con­di­cio­nes pa­ra ser com­pe­ti­ti­vos fren­te a los de­sa­fíos  de los acuer­dos in­ter­na­cio­na­les pa­ra el li­bre co­mer­cio.»
Em­pre­sas
de­sa­pa­re­ci­das
La Fá­bri­ca Na­cio­nal de Fós­fo­ros, Pas­tas Ali­men­ti­cias Ke­tle­le Sán­chez & Cía, La Cho­co­la­te­ra In­dus­trial, Mo­li­nos del Nor­te, La Li­mo­ne­ra, Com­pa­ñía Ex­por­ta­do­ra, Jo­sé Pie­wonsky, Fá­bri­ca de Em­bu­ti­dos Pue­blo, In­ge­nios Mon­te­lla­no y Amis­tad, Ase­rra­de­ro In­dus­trial y la ma­yo­ría de las em­pre­sas de la  Zo­na Fran­ca In­dus­trial de Puer­to Pla­ta,  in­dus­trias que en el pa­sa­do sir­vie­ron de sos­tén a la cla­se obre­ra y de­sa­pa­re­cie­ron ca­si en  for­ma si­mul­tá­nea pri­vi­le­gián­do­se los ser­vi­cios, es­pe­cial­men­te el tu­ris­mo, hoy en de­ca­den­cia en Puer­to Pla­ta y las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes que ex­pe­ri­men­tan avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos,  lo que in­di­ca la de­sa­ten­ción al sec­tor pri­ma­rio, la de­sa­pa­ri­ción del se­cun­da­rio y la ca­si ex­tin­ción del ter­cia­rio, asu­mien­do los  ex­per­tos en el área  que se per­dió  el cal­do y los hue­vos.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: