Editoriales Agripino Núñez Collado y nuncio de cuatros carriles y otras obras

Editorial

agripino Núnez

Si la esperanza se pierde llega el final, se han hecho promesas, pero no anuncio de la construcción de cuatro carriles en el gobierno del presidente Danilo Medina, como sucedió la pasada semana en voz del ministro de Obras Públicas Gonzalo Castillo. El optimismo debe ser compañero insecable de todo puertoplateño.

Ha sido una de las obras más reclamada ante los gobiernos y consciente el Presidente Danilo Medina al iniciar su gobierno   dispuso una investigación al contrato  de construcción y ampliación de la carretera que hizo el pasado gobierno   determinando  la suspensión del mismo , por alegar que estaba  sobrevalorada por  la compañía contratista    Viadón por lo que se procedió a otro estudio.   

Gonzalo Castillo,  dijo que     la carretera se hará, Navarrete- Maimón,  en algunos tramos tendrá cuatro carriles, y en otros tres, con una construcción tipo boulevard, y la misma tendría un costo de unos  60 millones de dólares.

El empresario y ministro gubernamental anunció también la inversión de 700 millones para   la construcción de la   carretera turística Gregorio Luperón, que va desde Playa Dorada hacia Santiago.

Fortaleciendo el anuncio y ante la desconfianza que generan los anuncios del gobierno  expresó que los fondos para las obras anunciadas  están incluidos en el presupuesto del año 2015, lo que significa que esta vez el anuncio va en serio.

Manifestó que el Castillo dijo que el Presidente Danilo Medina tiene un compromiso para el desarrollo del sector turismo. El  anuncio fue hecho  durante una reunión de trabajo con los hoteleros de Puerto Plata, Sosúa y Cabarete. 

El funcionario explicó   que serán iniciados los trabajos de transformación del puerto de Carnival, donde se construirán retornos operacionales para facilitar el tránsito vehicular

Hizo el señalamiento dirigido  a los inversionistas ,  ´´nosotros estamos para ejecutar ese compromiso, pero queremos que los agentes asuman un compromiso con las pequeñas cosas que ellos también pueden hacer”, para en buen entendedor, está claro el mensaje, pues aquí es mucho lo que se exige y poco lo que se ofrece para contribuir con la realización de las obras que necesita Puerto Plata.  

Adelantó que  a partir de enero se licitarán   unidades que   serán incorporadas   al patrullaje, que entre una y otra tendrán una distancia no mayor de cinco kilómetros, lo que aumentará los niveles de seguridad en la zona turística.   En ese sentido, consideró que la República Dominicana no tendrá nada que envidiarle a otros países”, dijo

Agripino Núñez Collado

Ha repercutido el anuncio de sustitución de Monseñor Agripino Núñez Collado, prelado católico que laboró desde l962 en la Universidad Católica Madre y Maestra, que por la gran labor desarrolla recibió el reconocimiento del Santo Padre de Pontificia.

Monseñor Agripino Núñez Colla, nativo de una campo de Santiago, demostró ser un gran maestro y de capacidad poco común para el trabajo y desarrollo de la institución que la hizo crecer en todo los ordenes, ya que se trata de una prestigiosa institución académica cuyos profesionales gozan de respeto y consideración en  la sociedad.

Pero se limitó a ser el líder universitario, sino que ha sido considerado durante años como el gran mediador en problemas sociales, políticos, laborales, económicos, de conflictos patronos trabajadores y en la mayoría de los casos con el gobierno. Ha sido un hombres de respeto por su dedicación y honestidad al frente de universidad y otras instituciones, incluyendo de la comunicación,  a la que ha pertenecido.

Su edad, 81 años, de los cuales dedicó 52 directamente a la PCAMAIMA  es digno de elogio, estableciendo, sino un récord un buen averaje   difícil de romper o igualar.

La edad es límite dentro de la Iglesia Católica para sacerdotes, aunque haya alcanzado la categoría de prelado. Monseñor Agripino Núñez Collado, alabado por unos criticados por otros, tiene que ser considerado un triunfador un incasable luchador, pero sobre todo un mediador exitoso por excelencia y el gran rector que deja un sello indeleble  que obliga a considerar la PCAMAIMA y su nombre sinónimo por lo que no se podrá escribir la historia sino uno  o sin otro.