Editorial Futuro de jueces y fiscales

Editorial

 

 

 

La existencia de disgustos ha llevado a la elucubración de sectores ligados al movimiento judicial, que dan cuenta que muchos de los jueces y fiscales del Departamento Judicial de Puerto Plata, podrían estar prestando servicio hasta los primeros días del mes de enero, porque supuestamente no han sido incluidos dentro de los que serían beneficiados con un considerable aumento salarial, de acuerdo al desempeño de sus funciones.
Las críticas por ignorancia que hace la sociedad del desempeño de los jueces y miembros del Ministerio Público, es lo de menos, se conoce que cuando se afectan intereses, hasta de abogados, las reacciones son diversas y distintas,  pero muchas personas desconocen cuál es el verdadero rol del Ministerio Público y los jueces cuando les corresponde ventilar un caso en base a la administración de las leyes nacionales, exponiéndose al peligro físico, no sólo  ellos, sino todos los miembros de la familia por la falta de seguridad que no proporciona el gobierno a cada uno de ellos.
Cuando se condena, no importa la pena, a un miembro de la sociedad que ha violado las leyes, pocos aceptan la conducta de los jueces y el representante de la Fiscalía actuante, calificándoles en lo adelante de enemigos y quién sabe los pensamientos que cruzan por sus mentes para cobrárselas de cualquier forma. Es un riesgo que corren los abogados convertidos por sus estudios en jueces y fiscales y con ellos los miembros de la familia, ya que no cuentan con la protección debida, ni siquiera un arma de fuego se les asigna. Más aún, no tienen el apoyo económico que pueda garantizar el pago de los servicios básicos para vivir con dignidad y decoro.
De ahí que no se puede descartar la posibilidad de que muchos abandonen las posiciones a partir del mes de enero como se ha especulado, lo que no puede considerarse un invento de abogados y amigos de los magistrados que han sido valientes en dar a conocer la situación que se presentaría en el Departamento Judicial de Puerto Plata. Es un punto a tomar en cuenta por las nacientes autoridades que han sido designadas por el Consejo Nacional de la Magistratura, en la Suprema Corte de Justicia y por el presidente de la República Danilo Medina, a Francisco Domínguez Brito, al frente de la Procuraduría General de la República, quien ha dicho mucho lo que se va hacer, pero nada de lo que se podría mejorar  para garantizar la seguridad que necesitan los jueces y fiscales del país y Puerto Plata no es la excepción. Qué le parece a usted el futuro de los jueces y fiscales locales?