ECOS DE MI PUEBLO Dentro de los que aspiraron escribir en El Far

 

 

 

 

 

 

Augusto Vásquez

 

 

Con el nacimiento de El Faro en l970, 26 de enero, meses después de haber obtenido mi primer carnet,  6 de noviembre de l969, para servir noticias como reportero a »Radio Minuto Informativo,» de la desaparecida La Voz de la Libertad, me inscribí entre los que aspiraban escribir noticias para el periódico, recibiendo la aceptación de parte de Diego Escaño, que fue uno de los mentores y dinámico joven locutor y comentarista.

La fuente principal de este servidor fue el sector donde desarrollamos las actividades sociales, culturales, deportivas y políticas, el Ensanche Dubocq, antiguo Callejones, un lugar bien recordado por muchos. Allí había nacido el 12 de abril de l968 el Club Deportivo Cultural Gregorio Luperón, que antes de dos años ya contaba con un terreno propiedad del gobierno y era una área dejada por los constructores del Ensanche La Viara, la cual solicitamos a la gobernadora provincial, profesora Concepción Gómez Matos, quien gentilmente nos la cedió, mediante una tarjeta para la construcción de una cancha deportiva sin que fuéramos molestados por las autoridades policiales, ya que los jóvenes del sector estaban considerados como contrarios al presidente Joaquín Balaguer y más tarde una escuela que bautizamos con el nombre del primer profesor ido a destiempo, Ángel Sixto Bonilla.

Fue mi primer trabajo aparecido como reportaje en El Faro, dando cuentas del avance de los trabajos de construcción de la escuela casa -club y los aportes al desarrollo cultural  y deportivo que haría la organización. Fuimos visionarios, pues el club cumplió su cometido.

Los estudios, dedicación a la corresponsalía de varios medios, en algunos de los cuales laboré como redactor, hicieron que me alejara de El Faro, más la inseguridad de fecha de salida e ida hacia Santo Domingo de los principales mentores para estudiar periodismo o trabajar en los periódicos nacionales; en ocasiones, en los tiempos libres ellos enviaban una gran parte de los trabajos a Puerto Plata, pero realmente hubo una época en que Diego Escaño, Ramón Jerez, Sergio Cueto y Ramón Emilio Guerrero Collado, Carlos Luciano y otros colaboradores nativos de esta provincia, hacían El Faro en la capital.

Lo importante ha sido que nunca ha desaparecido definitivamente. Un gran esforzado fue Diego Escaño, que cuando finalmente no pudo sostenerlo decidió negociarlo para que no desapareciera pasándolo a Juan Carlos Morales Capellá, puertoplateño que ha creído siempre en su pueblo y que aceptó sin tener conocimientos del periodismo la dirección, buscando luego periodistas, a quienes más adelante entregó el medio para continuarlo, con la encomienda de que se hicieran esfuerzos para que no desapareciera.

Hace 43 años nació el periódico El Faro y se mantiene dando informaciones y buscando apoyo, nunca ha tenido la bonanza económica, pero sí los buenos anhelos y deseos de hombres y mujeres que durante 43 años han servido al medio, muchos de los cuales se han ido a la eternidad con la satisfacción de haber aportado a Puerto Plata, aunque fuera mínimamente desde sus páginas. Aspiramos, como los anteriores a que nunca desaparezca, por el contrario, que cuando las condiciones lo permitan pase a ser un periódico diario para beneficio de Puerto Plata y todo el país.

 

 

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: