Ecos de mi pueblo Abogado Honrrado

Noticia

 

 

Augusto Vásquez

Nadie ha salido vivo de este mundo aunque mucho se preocupe. Algunos quieren ser abogados pero no son honrados, otros entienden que se puede ser honrado aunque no sean abogados. Los comunicadores de hoy tienen el deber de ser educadores aunque no sean maestros, teniendo que sacrificar las ganas de ofender y ser cautelosos por respeto al público. “Tragarse las ofensas” y continuar realizando el trabajo, afianzando  el respeto y prestigio ganado a lo largo del tiempo. Ser comunicador e informador correcto, es analizar sin pasión los hechos que son noticias y la actualidad en base a la verdad, sólo así podrán hacerlo bien.
La realización de programas nuevos no es para continuar el viejo modelo, sino ofrecer innovación, sin dejar de lado aspectos fundamentales del oficio. ”Hacer lo que nunca se ha hecho y continuar lo que está bien,” pero siempre pensando en la mayoría que habrá de recibir la información, la orientación, el mensaje que debe ser claro, responsable, sin inventos sino basado en la verdad probada. Quien ignora términos y funciones de cualquier persona, no importa la posición que ocupa, debe asesorarse  bien y leer más las leyes, especialmente la Constitución, ya no estamos en los tiempos de Concho primo, hay que profundizar, globalizar, siempre con conocimientos de causa para taparle la boca a los pescadores que están dispuestos a buscársela y “echarle una vaina” a los que han seleccionado como sus adversarios erradamente.
Se puede ser periodista y comunicador sin caer en la bajeza, respetando los oyentes y televidentes, pero para lograrlo hay que comenzar respetándose individualmente cada uno de los conductores de programas y haréis justicia.