Ecos de mi pueblo

La evolución no se detiene en una sociedad como la dominicana, y muchas serán las cosas que sucederán y verán durante años que antes no fueron posible, dado el hecho de la falta de experiencia, de medios de comunicación, de estatutos del ministerio público y de manera especial la democratización y falta de coordinación, disciplina y respeto. Es posible que no sólo los subalternos sean los violadores, se darán casos que muchos funcionarios «jefes» se autotitule «trujillito» o que están resguardados de las acciones y posiciones del pasado y actúe como tal. Lo que sí debe entenderse que ningún funcionario debe soportar la errada conducta del otro y proceder, sino a denunciar en los medios de comunicación, por los menos, a los superiores a fin de establecer respeto, pues no solamente pierden los involucrados, en el caso del Ministerio Público de Puerto Plata, sino la sociedad misma y una muestra de ello ha sido el escándolo creado que supera incluso y que nació luego del allanamiento de La Mulata III en el municipio de Sosúa. Además debe servir de punto de partida para los legisladores a fin de que se produzca una reforma, que sería constitucional, de manera que sea más independiente, totalmente el Ministerio Público, politicamente para que no sea «narigoneado por el Poder Ejecutivo» y que incluso tenga la oportunidad de investigar y enviar a juicio si lo considera correcta hasta el Presidente de la República. Lógicamente que habrá que estar preparado, ya los fiscales no pueden ser como antes y amén de la disciplina, respeto a sus superiores y al trabajo que realizan, no pueden y deben echar a un lado que están allí libre y voluntariamente y que luego de aceptar pueden decir que continuar o renunciar de la posición. Es lamentable que no se puedan poner de acuerdo los nativos de la provincia para dar un ejemplo nacional de buena administración, de capacidad por equipo, excelente trabajo en las investigaciones sobres casos asignados a fin de demostrar que los inculpados que todo cuando han dicho ha sido mentiras y aceptar sucumbir si fuese necesario por haber acusado a un inocente. Todo puede suceder, pero siempre para fortalecer el Ministerio Público, no importa el nombre, los nombres, si mujeres u hombres, sin son del partido en el gobierno, de la oposición o independientes. La destitución, suspensión de dos meses y traslado de tres fiscales puertoplateños es una vergüenza que llama poderosamente a la reflexión por el bien de la sociedad puertoplateña y de manera especial para cada uno de los funcionarios involucrados, que todos deben estar apenado, inocentes o culpables.

admin

admin

Periódico de Puerto Plata, vigente desde 1976 llevando la luz que guía la verdad a cada ciudadano. Honestidad. Carácter y confiabilidad nos definen.

Comments are closed here.

Sociales

A %d blogueros les gusta esto: